¿Como nació el Día de las Madres?

Por: Dr. José Ascención Tijerina Flores

Una de las fechas más celebradas en México yen algunos otros países del mundo, es sin lugara dudas: el Día de las Madres, pero, ¿Conoce usted su origen?, ¿Cuándo se inició su celebración en nuestro país?, pues bien, se dice que Anna Jarvis originaria de Grafton, West Virginia, una ciudadana norteamericana de 41 años que para recordar a su madre que había muerto un 9 de mayo de 1905 y apoyada por un grupo de damas, propuso al Congreso Americano se dedicara ese día para honrar a las madres, esa propuesta fue bien recibida pero se aceptó hasta 1908 acordándose entregar un clavel rojo a las damas madres de ese lugar por ser el símbolo más representativo para
esa fecha.
Sin embargo, se sabía que desde tiempos inmemoriales ya se les rendía honor a las madres y al Dios Zeus; como también había el día de la Madre-Tierra (matter-terra).
En México, hay informes de que para 1910 ya se festejaba en algunas ciudades ese día, pero para 1914 ya era reconocida como fecha costumbrista.
Fue hasta 1922 cuando Rafael Alducín, director del Periódico Excélsior de México, logró unificar criterios para que fuera el 10 de mayo la fecha
oficial para festejar a todas las madrecitas.
Alducín seleccionó entre su personal a una señora que tuviera un niño pequeño, siendo la Sra. María de la Luz Rivas González quien era recepcionista y telefonista de esa empresa (cosa rara para ese
tiempo).
Quizá por eso fue seleccionada así lo comentó Carlos Román Rivas quien era su esposo, como también Ramón Uribe que vivió en la
Colonia Molinas del Rey, agregando que su padre recibió reconocimientos por ser el primer niño que festejó a la mamá, ellos marcaron la fecha del
festejo por que el día décimo se recibía el pago remunerativo por el trabajo.
En Monterrey se acostumbraba a celebrar conserenatas toda la noche (así lo viví) y aún al amanecer para luego saborear un rico menudo y de allí acompañar a la autora de nuestros días en reunión hogareña.
En Cadereyta siendo apenas un adolescente, con gran nostalgia recordamos a Don Juventino Cantú y a Don Arsenio su hermano, quienes por la calle
de Gonzalitos subían un piano a una camioneta para recorrer el pueblo entonando bellas melodías ejemplo: Amor de Madre, Recuerdo, Morir por tu
Amor, Julia y tanta otras obras musicales que aun a la fecha están vigentes en esa y otras celebraciones importantes.
Tiempo después “picados” por el gusanillo de la música logramos integrar un trío romántico (el primero en Cadereyta) conformado por Hernán
Rodríguez de León, Miguel Cavazos y un Servidor que continuamos con aquella hermosa tradición que duró un buen número de años en esta ciudad
y que continuamos en la ciudad de Monterrey Nuevo León durante nuestra época estudiantil y algunos años ya titulados.
Un gran número de grupos musicales acostumbraban la serenata a la Guadalupana y de allí continuaban a los domicilios dondeeran contratados; recordamos a Don Nicandro Domínguez (gran trovador), Lucio Chapa,
Efrén Montalvo, Agustín Leal, Nicolás Leal y muchos otros buenos intérpretes que resultaban indispensables para cantar a las madrecitas.
Las tarjetas “escarchadas” con versos, los niños en la escuela con un clavel rojo si la madre estaba viva, o blanco si ya era finada, en fin, tantos recuerdos,
pero…
¿Por qué no festejarlas a diario? Al fin que somos lo que somos gracias a Ellas.
Por eso y otras cosas más… MADRE………….
Bendita Seas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *