Rumbo al campeonato, Amigos de la Cuca

Manuel Leal. Amigos de la Cuca

Por: Rogelio González García

Ante unas gradas tachonadas de familias y de aficionados de hueso colorado al deporte rey, la maquinita de jugar béisbol de los amigos de la Cuca, despacharon de las semifinales al equipo de Buenos Aires, de manera elocuente por lechada y paliza final de 16 carreras a 0, dónde la tropa de Guadalupe Escobedo, nos ofreció unos de sus peores encuentros.

El premio nóbel de la épica batalla, fue para el estelar serpentinero, Francisco Torrealba, que estuvo en plan de grandes ligas, con una magistral actuación de míseros 4 imparables, enfrentando a 34 bateadores, regaló par de pasaportes y terminó a tambor batiente con 5 pasados por la piedra. Digno antagonista fue el lanzador Samuel Sánchez, que estuvo fajado con los campeones de la temporada regular en 6 entradas de juego, tuvo apagados a los cañoneros cucos en 6 inatrapables, pero en la fatídica séptima entrada, sus fildeadores estuvieron letales con 3 garrafales errores, que lo hundieron con 3 carreras inmerecidas que le dieron rumbo definitivo al juego.

En la superficie de la segunda entrada, los cucos pusieron en movimiento a los quinieleros, con un par de rayitas que hubieran bastado para conseguir el triunfo. El jardinero central, Enrique Garza, abrió la tanda con caminata a primera base, vino el patrullero izquierdo, Raúl Espinosa con sencillo, en seguida el receptor Cándido Galindo, los avanzó con toque de sacrificio, dejando el escenario listo para que aparecieran el jardinero derecho, Fernando Quirino y el primera base Manuel Leal, con oportunos cañonazos que los llevaron a la tierra prometida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *