Usted tiene… La Última Palabra

XV años

Por: Ing. Jesús Herrera Rábago

La celebración de los XV años, sobre todo en la mujer, es muy importante en México. Lo más probable es que esta costumbre provenga de las culturas aztecas y mayas de México que realizaban los ritos de pubertad para indicar la entrada a la vida adulta de las mujeres. Se dice que en dichas culturas, salían de las familias a una escuela donde se preparaban para el matrimonio. Luego regresaban para celebrar las fiestas de quinceañera. Los españoles introdujeron la inserción de la Misa, y en el siglo XIX, el Emperador Maximiliano y su esposa, Carlota, introdujeron el vals y los vestidos.
Por otro lado, el número 15 está relacionado con la Luna desde la antigüedad. En la mayoría de las culturas matriarcales de la antigüedad, las cuales se regían por el calendario lunar, donde la Luna nueva tarda 15 noches en convertirse en Luna llena. Para todas estas culturas la Luna llena era un momento muy especial donde ésta demostraba su máxima luminosidad y esplendor. De ahí que el 15 fuera uno de los números sagrados en todas las sociedades matriarcales de la historia antigua.
En las instituciones y empresas, no existe un simbolismo especial, sin embargo, al relacionarla con el tema de las quinceañeras, la celebración quizá por ello toma un sentido especial.
Esta semana, el día 13 de febrero, este semanario cumplió XV años de haber salido a la luz, hace un año en este mismo espacio narré la historia de cómo nació la idea, la cual no fue mía, sino de mi hermana Lupita, a ella se debe que un servidor incursionara en este mundo del periodismo, del cual he aprendido y disfrutado demasiado.
No era tarea fácil, un nuevo periódico en Cadereyta no fue bien aceptado por ciertos sectores que nos veían como una posible amenaza. Al inicio, por varios lados trataron de bloquearnos, de pedir no se nos comprara publicidad, que no se nos dieran facilidades.
El otro gran reto, lo recuerdo bien, era cómo lograr la comercialización, nos habíamos desgastado mucho en todo lo técnico para salir a la luz, y después de la primera publicación, vino la pregunta: ¿Ya tengo el periódico, ahora cómo lo comercializo? Ahí tengo que reconocer que Paty mi esposa fue pieza clave para empezar el tema de las ventas, como hasta hoy sigue siendo.
Siguiendo la analogía con la fiesta de las quinceañeras, creo que estos primeros quince años son un buen principio, donde crecimos, aprendimos, ahora será el tiempo de pasar a la vida adulta, buscando nuevos caminos en este mundo tan cambiante de la información. Nuestro compromiso será hacer nuestro mejor esfuerzo para seguir junto a ustedes por más años.
Decía Cicerón, que “No hay deber más necesario que el de dar las gracias”, por eso hoy tengo el deber de decir, que si llegamos a XV años ha sido porque ustedes, amables lectores, que nos han respaldados, así de simple y así de sencillo. Por eso, mi eterna gratitud para quienes nos leen, para quienes nos compran, para quienes se anuncian y para quienes creen en nosotros. Y obvio, a todos nuestros colaboradores que hacen posible que todos los viernes veamos la luz. DE CORAZÓN LES DIGO: MUCHAS GRACIAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *