General Ignacio Zaragoza Seguin

Por: Dr. José Ascención Tijerina Flores

Nuestro personaje de hoy es sin lugar a dudas unos de los héroes nacionales más relevantes a grado tal, que es considerado el hacedor de la segunda Independencia de México después de aquella gloriosa victoria durante la batalla de Puebla.
Veamos: el 15 de enero 1862, el Presidente Benito Juárez designa al General Ignacio Zaragoza jefe del ejército del Oriente. Ignacio Zaragoza Seguin quien habría nacido en Bahía del Espíritu Santo (Hoy Goliat) estado de Coahuila y Texas en 1829. El nació en el hogar de sus padres: el capitán Veracruzano Miguel Zaragoza y la texana María de Jesús Seguin.
En virtud de que Texas se separó de México, el joven Ignacio se mudó a Matamoros y luego a Monterrey ingresando al Seminario de esa ciudad de 1844 a 1846, suspendió su carrera eclesiástica por falta de vocación entendiendo que lo suyo eran las armas y mientras se capacitaba, se desempeñó en Monterrey como comerciante en pequeña escala.
Se incorporó al ejército liberar en 1855, dado que desde 1853 ya participaba en el ejército de Nuevo León como Sargento primero cuando el Presidente Santa Anna desapareció todos los ejércitos estatales para concentrarlos en uno Federal. Por su capacidad evidente y su vocación nata, Zaragoza es ascendido a capitán y su espíritu liberal le llevó a apoyar la Revolución de Ayutla en contra de Santa Anna donde su valor y destreza le daría prestigio militar por lo que fue ascendido a Coronel participando en diversas batallas en favor de la Constitución de 1857.
Se unió a Santiago Vidaurry y durante la guerra de Reforma (1858-1861) junto a José López Uraga sitió Guadalajara en mayo de 1860 y al caer herido éste quedó al frente de su gente. Posteriormente, regresó junto a Jesús González Ortega, en el camino se encuentran y ambos combaten a Miguel Miramón, al que consiguen disminuir su superioridad pese al de tamaño del ejército y armamento.
Tomaron la ciudad en octubre de 1860 por lo que Zaragoza es nombrado General. Luego vino el triunfo en Calpulalpan, que terminó la guerra de Reforma (1857-1860). Agigantado su prestigio que le valdría la recomendación para que Juárez lo nombrara en abril de 1861, Secretario de Guerra y Marina.
Cuando sobreviene la invasión Francesa en 1862 Zaragoza solicitó a Juárez permiso para presentarse en el frente de la guerra, así que dejó el Ministerio de Guerra y Marina para ponerse al frente del Ejército de Oriente que enfrentaría al mejor ejército del mundo; El ejército Francés, mismo al que derrotó el 5 de mayo de 1862 en la glorioso batalla de Puebla, triunfo considerado el de mayor mérito que jamás nuestro Ejército Nacional haya logrado.
El General Ignacio Zaragoza Seguin murió el 8 de septiembre de 1862, con apenas 33 años de vida a causa de una terrible fiebre tifoidea.
El General Zaragoza logró grandes triunfos en su efímera existencia y además disfrutó de su matrimonio con Doña Rafaela Padilla oriunda del Municipio de Hidalgo Nuevo León con quien compartió una hermosa historia de amor que ya hemos cronicado en estas páginas en ocasiones pasadas y que aun en nuestros días leyendo de nuevo ese romance inolvidable nos invade el sentimiento por el gran ejemplo de lealtad, fidelidad y pureza de aquel amor.
En nuestra ciudad honramos la memoria del General Ignacio Zaragoza inmortalizando su nombre en unas de las principales calles de esta ciudad de Cadereyta Jimenez Nuevo León.
Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *