Gral. Valentín Canalizo Bocadillo, único neolonés que ha llegado a ser Presidente de México

Por: Dr. José Ascención Tijerina Flores

Valentín Canalizo Bocadillo fue uno de los regiomontanos más destacados de la primera mitad del siglo XIX mexicano.
Participante de numerosas campañas y batallas, además de haber influido notablemente en la disciplina y el orden de la vida nacional.
Alcanzó el grado máximo del Ejército: Gral. de División, y llegó a ocupar (aunque brevemente y en dos ocasiones), la Silla Presidencial; el único neolonés que ha ocupado tan importante cargo.
Sin embargo, su caída sería una de las más precipitadas de la época, por lo cual su figura está prácticamente olvidada en la actualidad.
Canalizo fue bautizado en la Catedral de Monterrey un 12 de febrero de 1795, se inició desde muy joven en la carrera de las armas, ingresando a los 16 años a las milicias Virreinales como cadete.
En la guerra de Independencia combatió en el Ejército Realista hasta 1821, uniéndose al Plan de Iguala. promulgado por Agustín de Iturbide, fiel a Santa Anna quien le dio el grado de General y por dos días fue el Ministro de guerra.
Formó parte del Ejército Trigarante que entró triunfante a la ciudad de México un 27 de septiembre del año antes mencionado, logrando así la consumación de la Independencia Nacional.
Un nuevo Ejército se había creado, y Canalizo se integró a él cómo Coronel.
En 1835, fue ascendido a Gral. habiendo ocupado puestos de gran importancia en Oaxaca, además fue gobernador del estado de México, y comandante del Ejército del norte, entre otros puestos no menos importantes. Además también desempeñó el puesto de Ministro de Hacienda.
Formó parte de una cúpula de militares encabezados por don Antonio López de Santa Anna; fue Presidente interino por unos meses en 1843 y 1844, pero fue destituido por una “guerrilla” en la ciudad de México que fue conocida por la historia como: “la Revolución de las 3 horas”.
Fue sentenciado al destierro, pero regresó al País en 1846 por nostalgia y necesidad de defender a la patria contra los invasores estadounidenses.
Sin embargo, sus tiempos de triunfos militares ya habían pasado, por lo que iniciaba el declive de su carrera.
Recibió el nombramiento de Jefe Militar de Veracruz, y su terquedad lo llevó a fortificar las alturas de “Cerro Gordo” para impedir el avance del Ejercito Yankee aun desafiando las estrategias militares razonables en aquella guerra.
La batalla fue un desastre para los nacionales y significó el final de su carrera en el Ejército. (tomado de los escritos del maestro historiador: Ahmed Valtier)
Un 20 de febrero de 1850, Canalizo falleció en su hogar de la Cd. de México, con dirección en: Segunda Calle del Reloj #9 (en el actual centro histórico) víctima de una pulmonía fulminante a la edad de 55 años. De su decendencia se conocen tres hijos.
Fue sepultado al día siguiente en el convento de San Diego, y desde entonces se ignoró su heroico PASADO, pues escasamente algunas notas mencionan brevemente su heroica trayectoria por lo que en este PRESENTE intentamos rescatarlo del olvido recordándolo como el único regiomontano que a llegado a ocupar tan importante responsabilidad: ser Presidente de México.
Algunos destacados Neoloneses han intentado llegar a la primera magistratura del país sin conseguirlo ejemplo: Santiago Vidaurri que no logró llegar por su enemistad con Benito Juárez, Gerónimo Treviño Leal, a quien le interesaban más los negocios, Francisco Naranjo por la misma causa prefiriendo el Presidente Porfirio Díaz eliminarlos para designar a su compadre y amigo Manuel González, Antonio Irineo Villarreal, enemigo de clérigos por lo que se ganó el desprecio de los Neoloneses, Aarón Sáez, Santiago Roel y Alfonso Martínez Domínguez quien fue el que más cerca estuvo de lograr el objetivo, sin embargo la culpa que le cargó Luis Echeverría (Por la matanza de Tlaltelolco) obligó al Presidente López Portillo enviarlo a la Gubernatura de Nuevo León y desde luego nuestro actual Gobernador Ing. Jaime E. Rodríguez quien tampoco logró la consumación de su objetivo.
¿Quién y cuándo tendremos la oportunidad de ver a un Neolonés ocupar la silla Presidencial que hace muchos años ocupara nuestro personaje de hoy prácticamente en el olvido: General Valentín Canalizo Bocadillo.
Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *