Usted tiene… La Última Palabra

Comisiones bancarias

Por: Ing. Jesús Herrera Rábago

En México durante mucho tiempo hemos pagado muy caro algunos servicios en comparación con otros países, muchos se acordarán cuando hace años Teléfonos de México tenía tarifas altísimas para las llamadas de larga distancia y ni se diga para hablar al extranjero, sin contar con los abusos que sufríamos de cobros fantasmas. Lo mismo sucedió con la aparición de los teléfonos celulares, durante años pagamos tarifas altísimas y aquellas medidas del que “llama paga”.
Con el uso del Internet fue igual o peor, desde su aparición hasta la fecha seguimos pagando muy caro un servicio muy deficiente, basta ver que la banda ancha en Japón es 60 veces más rápida en promedio y cuesta una centésima parte que en nuestro país, de hecho ocupamos los últimos lugares en servicio de internet junto con España y Grecia.
Esta historia tan repetida vuelve a salir con el tema de las comisiones bancarias, las cuales son carísimas comparadas con lo que los mismo bancos cobran en otros países. Por ejemplo, el cobro de comisiones de Citibanamex en México representa el 33% de sus ingresos, mientras que en Estados Unidos tan sólo el 18%, casi el doble, lo mismo sucede con BBVA Bancomer que en México le representan el 36%, mientras en España el 19%, y por el mismo tenor, están HSBC, Scotiabank y Santander.
Es claro que los bancos han obtenido ganancias excesivas con la creación de múltiples comisiones para los servicios que prestan: cobros de apertura por un crédito, comisiones por gastos de investigación, comisiones por disponer efectivo en cajeros que no sean del banco al que pertenece la tarjeta, el cobro por consulta de saldos y muchos otros más. Sinceramente solo falta que cobren comisión por pisar y respirar en una sucursal.
Si pensamos en los millones de transacciones que se realizan diariamente esos pesitos que nos cobran se convierten en miles de millones de pesos, lo cual al final de cuenta sale de los bolsillos de los mexicanos. Son gastos “hormigas” que tienen un efecto real en la economía de las familias.
Al compararnos con lo que los mismo bancos cobran en otros países, es claro que nos han estado viendo la cara de… pueblo dócil o “tarugo”, lo que también nos hace menos competitivos y nos encarece la vida.
Ahora bien, es claro que esta impunidad con la que operan los bancos es por la permisividad de las autoridades, el tener leyes a modo y obviamente contar con el oligopolio de los bancos. Esto tiene que cambiar, no puede seguir así, por ello, la propuesta de Morena de reducir dichas comisiones, quizá le faltó “timing” o cabildeo, pero a mi parecer es correcta y tiene que seguir avanzando hasta que el pueblo tenga comisiones justas.
Así las cosas, aunque sea a “sombrerazos y empujones” debe seguir empujándose en el Congreso, y los bancos tienen que entender que ya no pueden agarrar a México de su “puerquito” o simplemente se busquen otro país que se los permita.
Esta es mi opinión, usted tiene La Última Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *