Sospechosa inversión de obra en U. Deportiva

*Desaparecen aparatos de gimnasio que presenta fallas a poco más de dos meses de rehabilitado.

Miguel Oscar Pérez
CADEREYTA JIMÉNEZ, N.L.-
Con bombo y platillo se inauguró el pasado 23 de agosto la remodelación del gimnasio de la Unidad Deportiva de Cadereyta, donde el entonces alcalde jimenense, José Santiago Preciado Robles, anunció la inversión de 1’923,000 pesos.
Según la obra constaría de instalación de 290 metros cuadrados de plafón de techo, 284 metros cuadrados de piso de hule en cuadros tipo ensamble, que según sería lo más costoso.
Además sería pintura interior y exterior y según se dice mantenimiento de los 28 aparatos ya existentes y además de extractores de aire.
Dentro de la misma obra se contempla la fachada, que eran solo letras en la parte externa del edificio.
Los recursos, fueron del Fondo de Ultracrecimiento, Ejercicio 2018, pero no se sabe como se aplicaron, ya que la obra a dos meses empezó a presentar fallas y cambios que critican los ciudadanos que se ejercitan en el lugar y que aseguran que estaba mejor antes de la supuesta “rehabilitación”.
El techo presenta goteras en varias partes y las manchas en el flamante plafón las evidencian y que supuestamente era uno de los conceptos más caros de la obra.
El techo, casi en su totalidad presenta abultamiento, ante la pésima mano de obra y lo barato del material utilizado, que incluso ponen en riesgo a los que allí practican.
De los supuestos ejercitadores, los usuarios que se encontraban a la vista de reportero mencionan que anteriormente había más aparatos, señalaron sólo dos llegaron como las nuevas adquisiciones, pero al desocupar el lugar para la instalación del piso y el plafón, se llevaron muchos aparatos que ya no los regresaron y no se sabe a dónde fueron a parar.
“Había más aparatos antes, cuando terminaron de poner todo, vino un funcionario y vio como habían quedado los aparatos y dijo que así se veía bien y ya no pusieron todo lo demás, y no sabemos a dónde se los llevaron”, dijo uno de los atletas inconformes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *