Reseña de una lucha II

Por: David López

El primero que se alineó con Vicente Fox cuando en el 2000 éste ganara la elección presidencial fue Víctor Flores, un camorrero, sempiterno líder sindical de los ferrocarrileros. Víctor Flores se fue a poner a la orden de Fox y puso a los ferrocarrileros a los pies del entonces primer Mandatario. Esa abyección con la que siempre ha convivido le ha ayudado a permanecer desde 1995 como Secretario General del Sindicato de Ferrocarrileros. Imitando a Víctor Flores está Romero Deschamps, también Secretario General de los Petroleros desde 1996. En la carta que Carlos Romero enviara a Andrés Manuel López Obrador, presidente electo dice lo siguiente: «Nuestro respeto institucional será, como siempre ha sido antes, irrestricto a la Presidencia de la República. Lo mostraremos de la mejor manera que siempre hemos creído, cumpliendo cabalmente, con dedicación (…) Deseamos sea una gestión exitosa en beneficio de México». Por supuesto el líder petrolero espera que AMLO no recuerde los excesos que él ha cometido, lo mismo que su familia; la riqueza que ha amasado durante 22 años como líder petrolero, y como senador y diputado en varias ocasiones. La manera como López Obrador trate a estos líderes carroñeros perfilará su verdadera vocación democrática.
Andrés Manuel López Obrador aseguró desde su campaña que terminará con el “cacicazgo” en el sindicato petrolero, liderado desde 1996 por Carlos Romero Deschamps, actual ex senador por el PRI. “Otro mensaje muy claro, va a haber democracia sindical, se acabó el cacicazgo en el manejo del Sindicato Petrolero, llegó a su fin. Si me entienden, ¿verdad? No voy a hablar más”, dijo durante una reunión de trabajo en Minatitlán, sin referirse al líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana. AMLO Recordó que cuando encabezó el llamado Éxodo por la democracia de Tabasco a la Ciudad de México, durmió en la Plaza de Minatitlán porque el Sindicato les cerró las puertas. “Nos cerraron las puertas los líderes del Sindicato Petrolero”, recordó el Presidente electo de México. “Pero miren, la lucha, a ver si ahora van a cerrarme las puertas”, dijo a sus oyentes. Además, López Obrador sostuvo que, gracias a los gobiernos de Carlos Salinas y los panistas, encabezados por Vicente Fox y Felipe Calderón y al actual del PRI con Enrique Peña Nieto, el ex senador Romero Deschamps, pudo conservar sus privilegios y expandir sus dominios. Vuelvo a reiterar dijo AMLO; “se acabó el cacicazgo en el Sindicato Petrolero”. Y aunque no expresó claramente el nombre de Romero Deschamps, el tabasqueño dijo: “se acabó el cacicazgo en el manejo del Sindicato Petrolero, llegó a su fin. Sí me entienden, ¿verdad?”. También aseguró que una de sus labores como Presidente será rescatar a Pemex del abandono en el que se encuentra. “Va a ser ahora exactamente lo mismo con los trabajadores en activo, con los jubilados y los transitorios, con su experiencia: vamos a levantar a Pemex”, recalcó. Alguien del público le gritó que, apenas el 11 de diciembre del año pasado, Romero Deschamps se reeligió al frente del STPRM hasta el año 2024. Con esta reelección, el cuestionado Senador planea permanecer 31 años al frente de una organización que ha garantizado votos y dinero al PRI. A lo que dijo “los trabajadores lo quitarán, yo solo haré respetar la ley y el que la deba que la pague, ya se dedicará el poder judicial a probar los delitos, pero de que limpiamos el STPRM lo limpiamos”.
Y todavía los lidercillos de la sección 49 creen que no pasará nada y se ríen en público, pero rezan en sus soledades, porque la guadaña se acerca, ya hasta se están desasiendo de sus propiedades, pero la huella de la lana mal habida ahí está registrada para la posteridad.
(HASTA LA PRÓXIMA SDQ)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *