Tumban policías mandos de Seguridad Pública

*Destituyen a director y coordinadores y pide licencia secretario por paro de labores de 90 policías

Miguel Oscar Pérez
CD. BENITO JUÁREZ, N.L.-
A las ocho de la mañana del pasado martes 21 de agosto, estalló un paro de labores por la guardia entrante de esa mañana, que al final detonó con la salida del teniente coronel Teodoro Jaimes Martínez, por medio de una licencia y la destitución del Director de la corporación, Luis Fernando Muñoz y otros mandos medios.
Minutos después que iniciara el paro, al lugar arribó Julio Cantú, contralor y encargado del despacho del alcalde para tratar de dialogar con los inconformes que señalaban al secretario y sus cercanos colaboradores de trato indigno para ellos.
Entre los señalamientos decían que por cualquier motivo, por más pequeño que fuera, los efectivos eran dados de baja sin haber de por medio una investigación de los hechos.
Denunciaron que en el lugar había una tienda que ellos llamaban “casino”, propiedad del secretario con licencia en donde eran obligados a consumir forzosamente en ese lugar.
Mencionaron que las reparaciones de las unidades corrían a cargo de los policías, en forma obligada pagando de sus bolsillos reparaciones de llantas entre otras cosas, mostrando recibos de una vulcanizadora, entre varias denuncias.
El contralor les invitaba a denunciar los hechos para poder iniciar un procedimiento a los funcionarios señalados, pero los policías mantenían su postura de no trabajar hasta que no se destituyera al secretario, director y colaboradores.
Los policías hicieron una marcha de ida y vuelta de Seguridad Pública al Palacio Municipal, mientras el encargado del despacho daba una conferencia de prensa.
Al llegar la tarde, se formaron comisiones de Contraloría, Ejecutiva, secretaría del Ayuntamiento y Recursos Humanos para dialogar con los inconformes y llegando al acuerdo de la destitución de mandos medios y el director, mientras se les informaba que el secretario había solicitado su licencia para ser investigado.
Los uniformados de inmediato se pusieron a laborar en las unidades al cumplirse la mayoría de sus peticiones, pero en punto de la media noche volvieron a parar al arribar el secretario escoltado por militares a la secretaría, pero el paro solo fue momentáneo al comprobar que el funcionario con licencia solo fue a sus oficinas por sus cosas personales.
Al cierre de esta edición los oficiales ya sin los mandos que señalaron, se encontraban laborando normalmente quedando el director de tránsito como encargado del despacho de la secretaría de Seguridad Pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *