Despierten muertos

Por: David López
Muy importante fue la lectura de la declaración de la próxima Titular de la SENER Rocío Nahle, de que se respetará la vida sindical del S.T.P.R.M., de que se acabarán los lujos y los privilegios y los flujos de recursos que se iban al sindicato petrolero, ya que esos recursos se necesitan para invertir. Esas declaraciones crearon algo de confusión en algunos petroleros. Pareciera haber dicho que el trabajador sindicalizado, activo y jubilado, debe exigir, desde ahorita, el voto libre y secreto en las elecciones sindicales donde habrán de renovarse los comités ejecutivos locales de las 36 secciones que existen, solicitarlo en las instituciones de gobierno, encargadas de vigilar esos procesos de renovación, ante las” marrullerías” que han empleado los dirigentes petroleros actuales para burlarse de las autoridades. Cierto, es totalmente necesario, como el cambio puede darse antes de que tome el cargo el actual Presidente electo, solicitar o exigir, como observadores, al Colegio de Notarios, el de Abogados, la Barra de Abogados, hacer escritos a la CNDH, a la CODEURTAB, para que sean vigilantes del proceso, que sea transparente, dejar constancia, igual, donde se solicita el apoyo de la Secretaria del Trabajo y Previsión Social para que inspectores de esa dependencia acompañen a los candidatos opositores inscribirse a las secretarias generales, y no sean agredidos ni impedidos el paso a los recintos sindicales a como acostumbran los caciques. Se interpreta que AMLO dijo que se va a terminar el cacicazgo, pero pudiera ser en el sentido de que no va a permitir que se viole la Ley, y para ello, el sindicalizado disidente tiene que dejar constancia de que ante las instancias se manifestaron a favor de que se respeten los estatutos, de que se permita que el jubilado sindicalizado vote igual que los activos. Hay que dejar constancia y por escrito, para que AMLO, cuando llegue, tenga pruebas de donde echar mano para aplicar la Ley. Ya la Secretaría de Energía dio su versión del trato que habrá con el sindicato petrolero, no dijo si con los actuales o con los que vienen. Ahora habrá que esperar la versión que debe emitir la titular de la STPS del nuevo Gobierno Luisa María Alcalde.
EL PETROLERO ESTA ACOBARDADO. Muchos saben que la mayoría de sindicalizados petroleros está acobardado, está acostumbrado a que lo golpeen, y el día que no lo hacen se siente mal,(en sus derechos estatuarios, laborales y en su dignidad), se hacen tontos, se balancean como el elefante, que desde chico le ponen un grillete y de grande solo está atado a una pequeña cadena sujeta a una estaca, pero aún tiene la idea de que tiene el grillete. El elefante no sabe, que con tan solo un jalón puede liberarse, pero solo se balancea, porque tiene la mentalidad de estar amarrado. El trabajador sindicalizado tiene 25 años de ser víctima de Carlos Romero Deschamps, y no protesta aun cuando le violen sus derechos, pero cuando los corren es que llora, en su tiempo lo tuvieron relegado para que no tomara decisiones. Efectivamente el jubilado tiene derecho al voto y no deja de ser sindicalizado, pero hay que dejar constancia con escritos ante las instancias correspondientes. Nadie va a hacer, lo que al petrolero le corresponde. ¿HABER CUANDO?
Gracias al amigo FAR el Tizón (HASTA LA PROXIMA SDQ)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *