Es tiempo de lucha

Por: David López
Con la guía, la determinación y el firme respaldo de nuestro presidente electo Lic. Andrés Manuel López Obrador y con la participación valiente y decidida de nuestros hermanos jubilados, activos y transitorios, nos disponemos a recuperar nuestra organización sindical, para liberarla de un oprobioso reinado de saqueo, de atropellos, de violaciones a los derechos de los trabajadores, del terrorismo sindical ejercido sistemáticamente por los corruptos, saqueadores y vulgares delincuentes, que jamás nos representaron, ni nos defendieron. Echaremos fuera a los despreciables traidores que en complicidad con el gobierno, corrupto y antinacionalista, entregaron nuestra riqueza petrolera, dejando en el abandono a la otrora industria más grande de Latinoamérica con la intención de provocar su quiebra y dejándola en ruinas casi. Ha llegado la hora de llamar a cuentas a estos despreciables delincuentes por el saqueo y descarado robo a nuestra riqueza petrolera y sindical. Que respondan por la opresión en contra del trabajador, por la violación impune a los derechos de los trabajadores, por la desviación de los recursos sindicales, por el mal manejo de nuestras cuotas, por la malversación de las propiedades sindicales.
Vamos por la democratización de nuestra organización sindical, vamos por la libre sindicación de acuerdo al convenio 87 de la OIT, vamos por el voto universal, libre y secreto de acuerdo al art. 123 constitucional en su inciso XXII Bis. Que a la letra dice: “Los procedimientos y requisitos que establezca la ley para asegurar la libertad de negociación colectiva y los legítimos intereses de trabajadores y patrones, deberán garantizar, entre otros, los siguientes principios: a) Representatividad de las organizaciones sindicales, y b) Certeza en la firma, registro y depósito de los contratos colectivos de trabajo. Para la resolución de conflictos entre sindicatos, la solicitud de celebración de un contrato colectivo de trabajo y la elección de dirigentes, el voto de los trabajadores será personal, libre y secreto. La ley garantizará el cumplimiento de estos principios. Con base en lo anterior, para la elección de dirigentes, los estatutos sindicales podrán, de conformidad con lo dispuesto en la ley, fijar modalidades procedimentales aplicables a los respectivos procesos”; vamos por la recuperación de la fuente de empleo, vamos por la recuperación de los derechos perdidos, vamos por la recuperación de nuestra dignidad, vamos por el rescate de nuestra máxima industria, vamos por la recuperación del México nacionalista, vamos a recuperar la gallina de los huevos de oro, que han estado matando los malos mexicanos y los traidores líderes sindicales. Por eso le llamo a las nuevas generaciones de petroleros lo que hoy no defiendan como hombres mañana lo van a llorar como magdalenas y siempre tendrán el pie en el pescuezo y harán grandes a las sabandijas de hoy. Po eso la unidad nos hace vencedores, la lealtad nos hará invencibles.
Juntos Haremos Historia.
(HASTA LA PROXIMA SDQ)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *