El secreto para no ponchar

Muchas veces ponchamos y ponchamos y ponchamos de nuevo, no sabemos cómo, ni porque, ni con que, ¿te ha pasado?
Aquí te explicaremos las razones para ponchar la rueda, prueba cada una de estas razones en orden y verás que tu problema se resolverá.
La primera razón para ponchar es por falta de aire, ten en cuenta esto, siempre lleva las ruedas bien infladas. Si no llevas la rueda bien inflada puedes ponchar con un alambre, vidrio o lo que sea prácticamente. Si ya haz ponchado revisa la llanta con la mano, ten cuidado porque si un alambre atravesó la cubierta y se quedó ahí puedes herirte.
El misterio de la corbata
Ya revisaste la cubierta e inflas bien las llantas y aún así sigues ponchando, bueno pues puede deberse a dos motivos el primero, tienes tu llanta muy gastada y ya no protege adecuadamente la cámara, puede ser eso. Si tu llanta es nueva o está en buen estado y aun así ponchas sin estar seguro del porqué, lo más seguro es que sea la corbata del rin. La corbata del rin es un plástico que protege la terminación de los rayos que van de la masa al aro. Si la corbata está en mal estado poncharas recurrentemente. Hay una forma que te puede indicar que es la corbata, si la llanta ya la revisaste y no tiene nada, pero la llanta se desinfla, aunque la infles diario, es la corbata.
Compra una buena corbata, la mejor que puedas no son demasiado caras y te ayudarán a no sufrir fallas en los entrenamientos.
Club de Ciclismo Titanes de Cadereyta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *