Regeneración

Por: David López
Con la conclusión de la jornada electoral del 1 de julio empieza un Nuevo México. Lo que sucedió es histórico; la cabeza del Movimiento de Regeneración Nacional, Andrés Manuel López Obrador, hizo ganar al menos pensado (donde no hubo trampas y compra de votos). Ahora sí, como dirían hace algún tiempo: ‘Si pones una vaca de candidato gana’. A estas alturas es hora de platicar con los amigos, disfrutar con los hijos, reír con los memes y no tomar nada personal. Veremos los mismos paisajes, tendré las mismas rutinas, los conocidos a su mismo trabajo o escuela; ganó Morena y deberemos pagar gasolina, hacer el súper y pagar impuestos. El cambio no solo viene de AMLO y su gabinete. Debemos generar el cambio cada uno de los ciudadanos, lo importante es que gane México, entiende que no por pensar diferente somos enemigos, elijas el color que elijas todos jalamos para el mismo lado, queremos lo mejor para nuestros hijos. Calla y espera, que al final el gran ganador o vencedor será nuestro país. Yo creo que debemos ser buenos triunfadores. Los que no votaron por AMLO, creen en su ideal, debemos respetarlo. Demostremos madurez por favor, porqué estar escribiendo palabras hirientes, altisonantes, frases fuera de lugar. ¿Acaso no estamos mandando señales de que seguimos divididos? ¿Por qué no unificarnos y hacer de este país un sólo ciudadano? Sólo así, saldremos adelante, unidos pueblo y gobierno en un sólo pensar y en un sólo sentir, caminaremos al mismo ritmo y entonces, y sólo entonces, habremos triunfado todos. Salgamos de esta masacre de palabras que nos divide en lugar de unirnos. El respeto hacia la ideología de los demás, es lo que nos complementa. Hay quien fabrica los memes y creo que lleva una segunda intención, no los apoyemos, apoyémonos nosotros y veremos muchos cambios. Eso si te exhorto a estar en contra de todos aquellos que quieren que México siga igual o que quieran seguir vendiéndolo y medrando del pueblo. Que creen que su ideología es la única o que creen que el país era su posición. Vamos a estar en contra de todo aquel líder que quiera ofender a los trabajadores, que entiendan que ya no es lo mismo que si no se renuevan fenecerán sus cotos de poder. De esta elección histórica me quedo con la alegría vibrante en la voz de los campesinos, de los mineros, de los maestros, de los petroleros, de la emoción contenida en los ojos de obreros y enfermeras que tenían en el alma un sueño compartido, de un nuevo despertar del México de luz que nos cobija a todos por igual. Un nuevo despertar con la firme y solidaria esperanza de un México mejor. Estoy seguro que seremos testigos del inicio de la anhelada transformación. México merece un mejor futuro. Si alguien había compartido ese sueño que hoy por voluntad del pueblo de México se hace realidad es precisamente los que menos tienen, que siempre en todo momento estuvieron con AMLO, ver hecho realidad ese sueño sin duda alguna los debió haber emocionado. Ganó la Democracia, ganó el pueblo. Pero de nada servirá, si no empezamos por cambiar nosotros mismos. Hagamos que suceda. Y los que no, que se queden fuera… (HASTA LA PRÓXIMA SDQ)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *