Quita el Estado policía a Preciado

Alcalde contento por la intervención, admite corrupción y extorsiones de policías y falla de sus secretarios de Seguridad.

Miguel Oscar Pérez
CADEREYTA JIMÉNEZ, N.L.-
Ante un clima de ingobernabilidad, aunado al reclamo ciudadano, desde el lunes por la tarde, el gobernador interino Manuel González, ordenó la intervención de la policía de Cadereyta con policía estatal apoyada por elementos militares.
El descontrol en uno de los rubros más importantes, era evidente ya que se acumuló, aparte el alto índice de delitos en el municipio, con las quejas de empresarios y sociedad civil.
“La propia ciudadanía manifiesta su desconfianza del propio cuerpo policial, en ese escenario, y bajo esas condiciones, es que el Ejecutivo toma esta decisión”, explicó el mandatario interino.
Para el grupo que pedía la intervención del estado, creen que muchos de los secuestros que han sufrido algunos de ellos y los familiares, han sido con participación de policías en activo de Cadereyta.
“La principal causa no es la incidencia delictiva, sino la falta de confianza en sus propias autoridades municipales”, abundó el mandatario interino.
Sobre el mismo tema, el secretario de Seguridad Pública estatal, Bernardo González, mencionó que Cadereyta tiene solo 92 policías, pero que hay 19 que no pudieron pasar los filtros de confianza.
Homicidios, extorsiones, robo a vehículo, robo a negocio y robo a casa-habitación, son los delitos que más se han elevado a últimas fechas en esta ciudad.
“Se estará contando con un personal de aproximadamente 120 elementos, es decir, superando los elementos que tenía el mismo cuerpo policial municipal” mencionó y añadió que a todo el personal se les tomará de nuevo las pruebas de confianza.
En la misma conferencia de prensa, se explicó que la toma de la policía tendrá una duración de 60 días que serán prorrogables, por lo que todo el personal operativo municipal se encuentra acuartelado y solo la policía estatal y militar hace la vigilancia en las calles y solo estarán trabajando los oficiales de puntos específicos.
SE MUESTRA PRECIADO
CONTENTO POR TOMA DE SU POLICÍA
Sonriente, casi como si fuera un logro, el alcalde Santiago Preciado se dijo tranquilo por la toma de su policía, quintándole el mando de la misma, donde lleva ya cinco secretarios de seguridad pública que no han podido bajar el alto índice de delitos, además de denuncias y abusos de las mismos.
Lo anterior fue durante una entrevista con un medio de comunicación, posterior a la intervención de la policía de su municipio.
Pero las denuncias no solo giran en la incompetencia u omisión de los oficiales, sino que en algunos casos, algunos oficiales han sido señalados por conductas ilícitas.
“Hemos tenido quejas de extorsión”, admitió un sonriente alcalde a un reportero que lo entrevistaba y aseguraba que se habían dado ese tipo de situaciones, pero que habían procedido.
“A manera correctiva llevamos dados de baja de tres a cinco elementos por mes y hemos hecho cambios de secretario de seguridad en cinco ocasiones”, aseguraba.
En síntesis el edil aceptó durante la corta entrevista que hay hechos de corrupción de sus policías y que han fallado los cinco secretarios de seguridad que ha tenido su administración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *