Usted tiene… La Última Palabra

Por: Ing. Jesús Herrera Rábago

Se la creen
Esta semana el Grupo Reforma publicó la encuesta de abril, lo primero que exclamé fue: “esta película ya la vi”. Así como están los números: López Obrador 48%, Ricardo Anaya 26, Antonio Meade 18%, Margarita 5% y el Bronco 3%; me recordó inmediatamente los resultados de la elección para Gobernador de Nuevo León en el 2015, en los cuales ni sumando los votos PRI (23.77%) y PAN (22.52%) alcanzaban a Jaime Rodríguez (48.86%).
Obvio que esta fotografía es momentánea y puede cambiar de aquí al 1 de julio, pero siendo honesto, a mi parecer, es muy complicado que pierda esa ventaja, por más que sus adversarios repitan que hay muchos indecisos y que la verdadera encuesta es la del día de la elección.
El caso que hoy vivimos a nivel país es, en esencia, el mismo. La gente va aplicar el voto de castigo, es decir, por hartazgo del sistema, muchos le van dar el voto a Andrés Manuel. A tres años de la elección en Nuevo León la conclusión es clara, muchos no votaron por la persona de Jaime Rodríguez Calderón, votaron para castigar al PRI y al PAN.
La situación es semejante, pues al preguntarles a los encuestados: “En estas elecciones, ¿qué es más importante para usted?”, el 59% responde: “Sacar al PRI del gobierno”. Por lo mismo, me atrevo a pensar que López Obrador pudiera tener un 30%, como pasó en el 2012, pero ese 18% son personas al que el enojo y el fastidio los arrastra a darle su sufragio.
El problema de esta situación es que el “apego” hacia el candidato, de quienes lo favorecieron con el voto de castigo es muy débil, de tal forma que al llegar al Gobierno, a la primera de cambio se le voltean y se sienten decepcionados. Así sucedió en Nuevo León, por más que haga el Gobierno Estatal, bastan unos pocos escándalos para rechazarlo.
El otro problema es que para alentar el voto de castigo, crean una especie de “fantasía” de que lograran poner en orden todo de la noche a la mañana, más aún, que harán pagar su culpa a todos los corruptos. Acá en Nuevo León era ver a Rodrigo Medina en la cárcel, cosa que por la razón que sea no sucedió.
Se presentan como un Mesías que trae la salvación, pero se les olvida que a los Mesías, por lo general, los crucifican y que él único que sé que resucitó fue Jesucristo, los demás terminan en la tumba.
Pensando en cuando asumen el poder, el problema de pensar que fue tu persona la que ganó y no el voto de castigo, es que como decimos “se la creen” y actúan desde otra perspectiva muy diferente, pensando que el 48% está de su lado, cuando en realidad no es así.
Así las cosas, este tema es bueno que lo estudien los asesores del PEJE, especialmente su coordinadora Tatiana Clouthier, quien parece le ha dado la estabilidad emocional que requería, para que ponga los pies en la tierra y entienda que muchos no votarán por su persona y no se la vaya creer como le pasó al Bronco.
Esta es mi opinión, usted tiene La Última Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *