El alma de A.C. anticáncer

CADEREYTA JIMÉNEZ, N.L.-
Charlar con sobrevivientes del cáncer de mama, ahora colaboradoras y a las que denominan el alma de la asociación “Salvemos Cadereyta del Cáncer de Mama, A.C.”, es adentrarse en las historias más sensibles, de impacto, de lucha, de llanto, y al final de victoria.
La noble asociación, presidida por el doctor Sabás René Tamez Pérez, y parte de la mesa directiva está constituida por la licenciada Claudia Gallegos y Juan Saldaña, se encuentra ubicada en la calle Zaragoza 614 “A” con el teléfono (828) 688 2892 en la zona centro de esta ciudad.
MARÍA LIDIA CERVANTES RODRÍGUEZ
Una más de las muchas historias que se entretejen en el cáncer de mama es el de la señora Cervantes Rodríguez, quien luchó por espacio de un año y por dos años, ya solo se encuentra en monitoreo contra el cáncer.
“Estoy muy agradecida con Dios porque me ha brindado la oportunidad de ser miembro o colaboradora de “Salvemos Cadereyta contra el Cáncer de Mama”, explicó.
“El cáncer tiene tres aliados: la ignorancia, el pudor y la falta de información”, expresó
Una de las enseñanzas de la sobreviviente que ha salido negativa en los últimos análisis es el de instruir y concientizar a las mujeres que están en duda de checarse o hacerse mamografías.
FLORA ESTHELA VIZÁRRAGA GAONA
Otra de las guerreras en la feroz lucha por la supervivencia relata que fue a los 40 años que le detectan “algo” en un estudio el cual resultó ser un cáncer en uno de sus senos.
“Dios allí absorbió toda mi emoción, porque yo le pedí en una oración que me demostrara que no estaba sola le pedí específicamente que una persona me abrazara y estando allí con los resultados y los doctores en el hospital, Él le indica en específico a una persona que me dé un abrazo, el cual no permite que yo me rinda”, dijo la mujer quien está en fase de terminar su tratamiento y entrará solo en la fase de monitoreo.
MARITZA SÁNCHEZ MONTALVO
Maritza tiene apenas algunos meses que fue diagnosticada con cáncer, desde el mes de octubre de año pasado y relata que desde que le fue detectado el terrible mal su doctor nunca mencionó la palabra cáncer solo le dijo que habían encontrado en su cuerpo algunas células malignas.
“Desde el momento que te diagnostican o te dicen esa terrible noticia, empiezas a cuestionar todo yo me empecé a preguntar no ¿por qué a mí? sino ¿para qué? Cuando recibimos la invitación a la asociación allí fue la respuesta que Dios me mandó”, mencionó la valiente paciente que está en plena lucha contra el cáncer de mama.
Las tres más los directivos de la asociación instaron a las mujeres a crear una cultura preventiva, que se autoexploren y sobre todo que acudan a la valoración que es gratuita.
Los costosos estudios son gratuitos así como el tratamiento, solo pagaría la paciente el costo del estudio de la biopsia el cual es muy económico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *