Cómo saber si necesitas un entrenador de ciclismo

Te has propuesto mejorar tu rendimiento y hacer de esta tu mejor temporada. Para hacer esto, consideras contratar un entrenador. ¿Realmente tienes el perfil de un deportista que quiere tener un entrenador?
Es una consideración importante, porque un entrenador eficaz puede brindarte tres beneficios:
• Conocimiento
• Objetividad
• Inspiración
Los entrenadores experimentados en ciclismo tienen una enorme cantidad de conocimiento. Esto puede ser útil porque el ciclismo competitivo es un deporte complejo. Hay muchas variables que afectan tu éxito, incluida la bicicleta en sí, tu posición en la bicicleta, la técnica, régimen de entrenamiento durante todo el año, dieta, motivación, descanso y recuperación, elección de disciplina de carrera y selección de carrera.
Un buen entrenador puede ser muy útil cuando se trata de desarrollar un plan de entrenamiento, mejorar tus habilidades ciclistas y lidiar con problemas como los picos de rendimiento.
La objetividad es otro beneficio del entrenador. Puede diagnosticar objetivamente problemas que están afectando tu desempeño. Por ejemplo, si tienes problemas durante la temporada, puedes tener dificultades para determinar la causa del problema, pero podría ser evidente para tu entrenador.
Puede notar que no estás descansando lo suficiente o puede reconocer la necesidad de una modificación de la dieta. Incluso más comúnmente, tu entrenador puede señalar que tus expectativas no son realistas para tu etapa actual de desarrollo. Con sus perspectivas imparciales, los entrenadores a menudo pueden discernir problemas que los atletas pasan por alto.
En tercer lugar, los entrenadores pueden ser una gran fuente de inspiración. Nunca subestimes el enorme beneficio psicológico que un entrenador eficaz te puede proporcionar. No importa cuán dedicado y comprometido estés, tarde o temprano necesitarás algo de inspiración.
El ciclismo es un deporte muy difícil y existen numerosos obstáculos que todo ciclista debe enfrentar. Estos incluyen lesiones, enfermedades, entrenamiento difícil y condiciones de carrera, incertidumbre y falta de confianza, especialmente cuando las cosas no van bien.
Un entrenador puede ayudarte a motivarte durante estos tiempos difíciles. Puede ser una fuente de fortaleza, un hombro para llorar, una caja de resonancia y un amigo. Un entrenador también te hará ser responsable. Puedes creerte las excusas que te pasan por la cabeza, pero él no lo hará.
Si bien un entrenador puede ayudarte a mejorar tu rendimiento en ciclismo, el entrenamiento no es para todos. Por una variedad de razones, algunas personas prosperan en una relación de entrenamiento mientras que otras sufren. Antes de contratar un entrenador, responde estas preguntas y sé sincero contigo mismo: ¿actualmente estoy mejorando como deportista?, ¿estoy comprometido a mejorar mi rendimiento?, ¿tengo tiempo? ¿estoy dispuesto a escuchar? Sí es así adelante en conseguir entrenador.
Fuente: Tyrone Holmes
Club de Ciclismo Titanes de Cadereyta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *