Usted tiene…La Última Palabra

Morena

Por: Ing. Jesús Herrera Rábago

Todo mundo está de acuerdo que las elecciones en México hoy no las puede ganar un partido solo. Por ello la estrategia ha sido formar coaliciones: Todos por México (PRI, Verde y Panal), Juntos Haremos historia (Morena, PT y PES), Por México al frente (PAN, PRD, Movimiento Ciudadano).
De 9 candidatos que pudieran presentar los partidos se ha reducido a 3, si no hubiera la figura de candidatos independientes, este sería el escenario del próximo 1 de julio. Cuestión que es novedosa, pues en la últimas elecciones hemos tenido 5 o más candidatos de los partidos políticos.
La idea de coalición es tan clara, que los 3 candidatos que lograron juntar las firmas ciudadanos para participar desde la trinchera independiente, han manifestado la necesidad de unirse o su fuerza se verá dividida. Quizá los intereses o el propio “ego” no permite llegar a una coalición.
Sin embargo, estas coaliciones formales registradas ante la autoridad electoral ya no es suficiente, hoy los candidatos tienen la tarea de ir uniendo a grupos políticos, personajes claves, instituciones sindicales, grupos ciudadanos.
De todos los precandidatos, a mi parecer, el que mejor ha realizado su trabajo en esta tarea es Andrés Manuel López Obrador. Ha sido hábil para ir logrando establecer nexos con gente que anteriormente no eran sus simpatizantes.
Ejemplos sobran, ha logrado por ejemplo que Tatiana Clouthier, hija del gran líder moral del PAN, el gran Maquío, se sume a su proyecto; convenció a Germán Martínez Cázares, quien fue presidente del Partido Acción Nacional, ya está incluso en la lista de senadores plurinominales de la alianza Juntos Haremos Historia; hasta Manuel Espino, uno de los más férreos detractores de AMLO en el 2006, ahora lo apoya y se ha unido a él.
Su habilidad de sumar de todos los sectores, lo llevó a incluir al líder minero Napoleón Gómez Urrutia, que ha sido muy cuestionado a nivel “grilla”, pero no han podido imputarle ninguna cuestión legal. Si lo vemos desde otra perspectiva, Napoleón representa a los perseguidos de los gobiernos priistas y panistas.
Así las cosas, Andrés Manuel López Obrador ha aplicado un principio al estilo del filósofo de Güemez, que se podría enunciar así: lo que suma no resta. Por ello, quizá no estamos ante una alternancia, sino ante un cambio del régimen, Morena es un partido de coalición, hay gente de derecha, de izquierda y de centro, luego entonces de llegar a la presidencia Andrés Manuel tendrá un gobierno de coalición de facto.
Esta es mi opinión, usted tiene La Última Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *