14 de febrero, día de San Valentín, los novios, el amor, la amistad y… los comerciantes también

En México como en muchos otros países del planeta se festejan algunas fechas para recordar hechos, honrar personajes, o bien como respuesta a las promociones que realizan quienes viven de sus ofertas: los comerciantes.
Según escritos anteriores de algunos historiadores, en nuestro País se comenzó a celebrar el 14 de febrero en 1950 aproximadamente como día del novio, posteriormente se le llamó como día de los novios, más adelante del amor y la amistad y/o día de San Valentín.
Pero, ¿por qué San Valentín? Pues bien, se dice que por allá por el siglo III en la Basílica de Terni en Roma San Valentín era el Obispo de dicha iglesia. Cuentan las crónicas que el Emperador Romano Claudio II había prohibido el matrimonio entre jóvenes en la creencia de que como soldados rendirían mucho más en las guerras si permanecían solteros.
San Valentín desafiaba la orden del Emperador y casaba a las parejas en forma clandestina, o sea en secreto. Claudio amenazó en varias ocasiones a San Valentín y a la vez lo inducía a sumarse a sus fuerzas militares. Valentín decidió reusarse a aquella orden y al Ejército Romano aferrándose por el contrario a su fe y sus creencias, por lo que Claudio II se cansó de él y ordenó que lo aprehendieran y apalearan en público como escarmiento y finalmente fuera decapitado un 14 de septiembre aproximadamente.
Por ello, la iglesia celebra en su Santoral Cristiano el 14 de Febrero como día de San Valentín, pues esa fecha fue establecida por el Papa Gelasio entre 496-498 años D.C.
Según otros investigadores no es muy clara esta historia del personaje, pues también se asegura que el Papa Gelasio fijó esa fecha para cristianizar las celebraciones paganas del festival “Lupercalia” que se realizaban en la antigua Roma.
Shekspare menciona en su obra “Hamlet” del siglo XVI el día de San Valentín, pero mucho antes los franceses enviaron versos a Carlos, Duque de Orleans que fue capturado por los ingleses en 1415, puesto a prisión en la torre de Londres donde recibía cartas y presentes de su esposa en ese día.
Quizá de ahí nació la idea para los ingleses de enviar tarjetas y regalos llamados “valentines” ideas que luego tomarían los norteaméricanos que fueron quienes se encargaron de pasar esa ocurrencia, ¿sabe usted a quién? Pues a nosotros los mexicanos y como la idea venía de los gringos, pues la aceptamos (faltaba más).
Sin embargo, cuando el amor es verdadero, sin mentiras y la amistad es sincera y desinteresada no son necesarias ni tarjetas, ni regalos que bien podían solventar necesidades más importantes.
Ojalá todos practicáramos a diario el verdadero amor y el bien, sentimiento que honra al ser humano para mejor vivir esta vida y no solo porque existe la tradición de regalar cosas materiales por ser el día 14 de febrero.
Así que felicidades a todos por el día del novio, de los novios, del amor de la amistad, de San Valentín y por supuesto de los comerciantes también.
Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *