Don Alberto Rodríguez Dávila… Un buen Alcalde de Cadereyta en 1946-1948

Cadereyta Jiménez, N. L.- Un distinguido Jimenence fue sin duda Don Alberto Rodríguez Dávila, hombre sencillo, inquieto práctico y directo quien además de ser un exitoso y hábil comerciante, agricultor y ganadero, desarrolló cierta habilidad para el quehacer en el servicio de su comunidad que lo llevó a realizar una brillante labor que aun recordamos en esta fecha cercana a su nacimiento.
Don Alberto nació en esta ciudad un 22 de enero de 1903, Don Margil Rodríguez y Doña Juanita Dávila Rendón fueron sus padres y fue hermano de: María Concepción, María de los Ángeles, María de Jesús, Julia, Federico, Abel, Natividad y Martín
Realizó sus primeros estudios en la escuela Miguel Hidalgo de esta ciudad, Colegio exclusivo para niños siendo su primer mentor el Profr. Rosendo Garza Montalvo.
Ayudante de su padre en una carnicería, vivió una juventud tranquila dedicado por entero a su trabajo buscando siempre su superación personal.
En 1927 contrae matrimonio con Doña Petra González con quien procreó a Alfonso, María Concepción y Ángel Mario. Al fallecer Doña Petra tiempo después, se casa con la señorita Zulema Cantú Leal trayendo a este mundo a: Octavio, Alberto, Zulema y Margarita Rodríguez Cantú.
Dedicado por su cuenta a la agricultura y ganadería vivió las penalidades de una intensa sequía en la región que duraría poco más de cinco años, lo que ocasionó una crisis alimentaria y la desilusión de los habitantes que en su gran mayoría se dedicaban a las labores campiranas.
Don Alberto desempeñó algunas funciones como servidor de su pueblo: Fue tesorero Municipal durante el periodo de Gobierno de Don Candelario Ríos (1943-1945) Venerable maestro de la Logia Masónica “Progreso no. 10” fue socio fundador y presidente de la asociación ganadera local como también Presidente Municipal a partir del primero de enero de 1946.
Después de haber triunfado de manera contundente en la elección para alcalde contra el candidato de Acción Nacional que por primera vez participaba en Cadereyta, se fijó como primer objetivo la creación de un Consejo Municipal de Economía integrado por personalidades de la localidad, serian estos comisionados para hacer planes concretos ampliando las áreas de cultivo e incrementando las vías de comunicación en las haciendas para facilitar la comunicación y el comercio, presionando además ante la federación para facilitar los trámites de créditos para la agricultura y la ganadería.
Acompañado de los miembros de su cabildo acudió ante el Gobernador Lic. Arturo Bonifacio de la Garza para solicitar apoyo alimentario, ya que por primera vez se importaba maíz amarillo de los Estados Unidos y gran cantidad de frijol cosechado en Zacatecas a lo que de inmediato se ordenó dotar a Cadereyta de tan necesaria materia prima para su consumo, haciendo la repartición adecuada para solventar la crisis de alimentos en la población.
Complacido el Sr. Gobernador con la labor de Don Alberto ordenó la donación de algunos toretes de la raza GYR, hijos de aquellos toros de importación de Brasil a México para mejorar la raza criolla de la región.
En el último año de su gobierno, Don Alberto gestionó y obtuvo de la Dirección de Educación la creación del primer Jardín de Niños de la ciudad, al que dieron el nombre de “Profr Rosendo Garza Montalvo” inaugurado el 17 de diciembre de 1948.
Fue Vicepresidente del patronato pro construcción de la escuela secundaria “Profr. Emilio Rodríguez Cortez inaugurada en sep. De 1956.
Don Alberto fue un alcalde que sin recursos en el erario y en tiempos de crisis, encontró la forma para atender las prioridades de la comunidad. Víctima de complicaciones diabéticas falleció en esta ciudad que lo vio nacer en 1973, sin embargo su ejemplo y recuerdo aún perduran entre quienes lo conocimos y tratamos.
Su nombre esta perpetuado en una calle de la Col. José Otón Martínez y en una escuela primaria en la Col. Carlos Salinas de Gortari.
Hoy recordamos a Don Alberto Rodríguez Dávila como un distinguido Jimenence y un buen Alcalde de Cadereyta de 1946 a 1948.
Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *