Abril 6 de 1830…… ¡Texas se declara independiente de México!


Manuel Mier y Terán fue quien advirtió al Gobierno Mexicano del peligro por la invasión a Texas.

Por: Dr. José Ascensión Tijerina Flores
Lucas Alamán, Ministro de Relaciones Exteriores de México retoma la preocupación de Manuel Mier y Terán por la promoción de Texas y fomenta la publicación de una ley de colonización que traslada la administración de nuevo a la Federación, provocando fricciones con el Gobierno Estatal de Coahuila y Texas.
Se restituye la inmigración Norteamericana para neutralizar el anhelo de separación política complicándose aun más la situación.
El problema inició en 1823, cuando Stefhen F. Austín instaló (Con permiso especial mexicano) una colonia de 300 familias sajonas a lo largo del río Brasas, en el actual condado de Fort Bend y condado de Barzoria.
A estos sajones asentados en México se les conocía como “Los viejos 300”. Para 1826 Haden Eduards instigaba a una insurrección en Nacogdoches, frontera de las colonias americanas ya convertidas en Estados Unidos de América proclamado la Independencia de lo que llamó “República de Fredonia”, pero los militares Austin y Mateo Ahumada lo derrotaron con solo entrar a Nacogdoches con sus respectivos ejércitos.
Eduards se rinde sin disparar un solo tiro, pero en 1827 el Presidente gringo John Q. Adams enseñó la garra ofreciendo a México un millón de dólares por el territorio de Texas oferta que fue rechazada. 1829 Andrews Jackson elevó la oferta a cinco millones, pero como en esas fechas México estaba muy ocupado derrotando a España en su intento de reconquista la oferta pasó desapercibida, al mismo tiempo entraron en tropel una gran cantidad de sajones asentándose en tierras mexicanas.
Es en ese momento cuando Manuel Mier y Terán advirtió el peligro que la provincia es de Texas podría separarse de México, pues los sajones indocumentados eran ya demasiados.
Así fue, entre 1832 y 1833 se inquietaron los colones sajones texanos al saber de la lucha lejana por el poder que se llevaba a cabo en la ciudad de México.
Se iniciaron sus “Convenciones” para reaccionar frente a la absolución a la esclavitud luego al enterarse que en Zacatecas se “escindió” (separó) Aguascalientes cuando el ejército mexicano derrotó al local, los texanos decían temer una envestida de Santa Anna.
Ese fue el pretexto de los texanos para declararse independientes de México ya que sus declaraciones políticas sobre todo su derecho a la esclavitud no prosperaron.
En 1835, Austin anuncia en las convenciones que solo la guerra contra México aseguraría la libertad texana, pues se encontraban en total abandono del Gobierno Mexicano.
Fue a partir de ese momento cuando comenzaron los encuentros entre texanos y mexicanos iniciando con la primera batalla en González Tamaulipas la guerra de Texas, en la que Santa Anna fue el principal protagonista, siendo este el primer capítulo de una ronda de corte dramático que bien podría llamarse: “Como despojar de un patrimonio a un país”:
Los sajones texanos se declaran independientes, luego conformarían la República de Texas y finalmente se adhieren a Estados Unidos sin tener que pagar los 5 millones que el Presidente Jackson había ofrecido por la compra de ese territorio.
Con esa y otras consideraciones históricas podríamos afirmar que Lucas Alamán solo consiguió con la ley de colonización que hoy recordamos “Echar más gasolina a la lumbre”. Aunque en honor a la verdad con esa ley o sin ella, los texanos ya tenían trazado un plan de acuerdo con el Gobierno Norteamericano.
Conclusión
Cuánta razón tenía Don Porfirio Díaz cuando dijo “Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos”.
Poco han cambiado las cosas y hoy lo comprobamos con la actitud agresiva contra nuestro país del actual Presidente Norteamericano.
Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *