Una leyenda que aún perdura… Porfirio Cadena “El ojo de vidrio”

Mario Fernández en sus dos personificaciones: Como locutor que prestó su voz para el personaje del “ojo de vidrio” y su caracterización como el propio personaje.

Por: Dr. José Ascención Tijerina Flores

Una de las leyendas más populares de la región, es sin lugar a dudas la de Porfirio Cadena “El ojo de vidrio” creada por Don Rosendo Ocañas por el año de 1957, quien tal vez nunca imaginó que después de 58 años estuviera vigente la novela de 22 series y más de 3,000 capítulos y que sigue estando en el gusto que escucha la audiencia en repeticiones.
Mario Fernández, locutor cantante y actor de tremenda voz, ya fallecido hace 19 años, daba vida a Porfirio, llegó a tener giras en todo México y Sudamérica, fue motivo de algunos libros y películas.
Rosendo, el autor había muerto en 1978, de hecho las grabaciones de la radio novela se hicieron entre 1963 y el año en que dejó de existir su autor.
Carlos Rodríguez Ruiz, el hijo de Porfirio en la novela, diría alguna vez “yo creo que el ojo de vidrio es la novela más representativa del noreste de México, aunque nunca se ha hecho acreedora alguna distinción de ese tipo”.
Otras versiones (Silvestre García) aseguran que Porfirio si existió y que se ocultaba en la meseta de la Sierra que rodea Laguna de Sánchez de Santiago, N.L. y que el pueblo lo veía como un héroe porque ayudaba a los pobres, aunque en la radio novela son algo fantasiosas muchas de las cosas que podía hacer, lo cierto es que principalmente en el ambiente rural era obligada la sintonía para escuchar las andanzas y aventuras que aún permanecen vigentes en la región.
El historiador, maestro y escritor César Morado expresa: “el pueblo se identifica con él por su extracción humilde y por su rebeldía contra la injusticia representada por los caciques y la policía, porque viene a la ciudad y al no sentirse a gusto regresa a su terruño. Es la antítesis del bandolero social, lo inspira la venganza, su relación con las mujeres es machista, las usa como objeto, es un cab…”.
En el lenguaje de Porfirio escuchamos: “te juites vieja traidora mientras taba preso y me vejilan y mira como me dejates, porqué lo hicites”.
Otro detalle de la novela es que por primera vez se incluye en la radio el personaje de un homosexual (Chinto de la Rosa) muy festejado entre el auditorio.
El inicio de esa novela relata cuando Don Eusebio Cadena, padre de Porfirio es asesinado por 5 hacendados después de una partida de juego en su rancho de Laguna de Sánchez, Porfirio los enfrenta y pierde su ojo derecho que es reemplazado por uno de vidrio, jura venganza y se convierte en un hábil delincuente perseguido por la justicia.
Fue tal la aceptación de esta novela que aún en la actualidad es escuchada en repeticiones traspasando nuestras fronteras, y lo más notable del caso es que existen personas muy mayores que aseguran haberlo visto por la Sierra del Huajuco en Santiago, N.L.
Gracias

Una respuesta a “Una leyenda que aún perdura… Porfirio Cadena “El ojo de vidrio””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *