Doña María Cenobia Salazar…… y la primera escuela para niñas en Cadereyta

Por: Dr. José AscenciónTijerina Flores

Para mediados del siglo XVIII, Cadereyta ya presentaba un buen desarrollo económico y poblacional, la agricultura y la ganadería fueron factor esencial para ese crecimiento, sin embargo, la educación primaria sólo se les proporcionaba a quienes podían costear gastos de traslado a la vecina ciudad de Monterrey y la necesidad educativa en la niñez Jimenence era apremiante.
En nuestra pasada edición cronicamos como nació el “Instituto Hidalgo” de esta ciudad que era exclusivo para niños así que era necesidad crear un Instituto exclusivo para niñas.
Doña María Cenobia Salazar de Sada fue una ilustre Jimenence que por necesidades propias, al quedar viuda y a cargo de sus hijos, decidió fundar una escuela para niñas en esta ciudad. Doña Cenobia había nacido en esta ciudad el 17 de diciembre de 1832, sus padres fueron Don Pedro Salazar y Doña Concepción Ríos.
Desde pequeña dejaba ver su vocación hacia la docencia, pues disfrutaba jugar con sus amiguitas a la “Escuelita” donde ella actuaba como maestra.
En 1855 contrajo matrimonio con Don Guadalupe Sada Delgado quien había sido Alcalde de nuestra ciudad, a la muerte de su esposo Doña Cenobia se vio en la necesidad de vender una casa herencia de sus padres en la cantidad de 1000 pesos, mismos que fueron agotándose debido a la crisis económica en la que pasaba.
Para ese tiempo (1870) ella tenía establecida una pequeña escuela particular en su domicilio frente a la plaza y en ella impartía clases a niñas hijas de familias acomodadas de Cadereyta.
Su vocación “nata” no le permitía hacer distinciones sociales, así que pronto aumentó su alumnado. En 1880 siendo Alcalde Don Pedro Cantú recibió un comunicado del Gobernador del Estado Don Viviano L. Villarreal exhortando a la Ayuntamiento a establecer una escuela Municipal para la educación de las niñas de familias humildes. El Ayuntamiento desde entonces se deslindó de este encargo debido a que veían que Doña Cenobia ya lo estaba haciendo y además sin costo alguno.
En 1881 Don Policarpo Gutiérrez Presidente Municipal le dio más importancia al asunto proponiendo a Doña Cenobia que su escuelita particular pasara a depender del Municipio mediante un pago de 30 pesos mensuales, para la maestra Salazar este ofrecimiento no tenía ventaja alguna pues en su casa obtenía mejores recursos con sus clases particulares, pero obedeciendo a su vocación y amor por la educación aceptó la oferta pretendiendo que con ello ninguna niña quedara sin educación.
El primero de mayo de 1881 se establece en nuestra ciudad la primera escuela para niñas, de ahí en adelante se conocería como “Escuela Municipal para Niñas”.
En 1901 la junta de mejoras presidida por Don Eugenio Serrano adquirió una propiedad por la calle cuarta (hoy Emiliano Zapata) donde anteriormente había estado un convento de religiosas de la orden de Guadalupe.
La inauguración del edificio para la escuela oficial de primera clase para niñas tuvo lugar el 16 de septiembre de 1902 siendo el Alcalde Don Serapio Cantú, Don Pedro Benítez Leal el Gobernador y el Presidente de Mejores Don Eugenio Serrano.
El 21 de marzo de 1906, se acordó darle el nombre de “Escuela Benito Juárez” conmemorando así el primer centenario del Natalicio de Benemérito. A partir de entonces y mediante la ausencia de Doña Cenobia la señora Ana Garza Fox fue designada como Directora. En 1963 dejó de ser exclusiva para niñas convirtiéndose en mixta.
En la actualidad permanece activa firme y orgullosa en su domicilio de la calle Emiliano Zapata entre Zaragoza e Hidalgo. Se mantiene vigente como institución centenaria proporcionándoles la educación a niñas y niños Jimenences para hacer de ellos buenos ciudadanos y mejores mexicanos
Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *