Escalón de bajada: 3 pasos para superarlo

El escalón de bajada es una de las dificultades más respetadas, porque pasar mal un escalón puede ser sinónimo de revolcón. Sin embargo, es más fácil de lo que parece.
¿Quién no recuerda una buena “caída” a cámara lenta en un escalón de bajada en mitad del bosque? Hay dos maneras de superar con éxito un desnivel pronunciado o escalón de bajada: la primera es saltando tirando del manubrio, o bien cómo explicamos en la secuencia, dejando que la bici pase lentamente echando nuestro cuerpo atrás. La primera es rápida y segura si conoces bien el camino, pero no admite lugar a acciones dubitativas, o lo haces con decisión o la caída será histórica. La segunda ofrece más garantías salga bien o mal, y nuestro consejo es: ante la duda, apuesta por la seguridad.
NO MIRES AL FONDO
Céntrate en ir echando el cuerpo atrás y dar buen paso al asiento entre las piernas. Elige la mejor zona de entrada al escalón.
DEJA QUE EL ASIENTO PASE HACIA ADELANTE
… y no apoyes el pecho en el asiento o un bache te levantará. Apenas toques el freno delantero más que para asistir al trasero que debe ir casi bloqueado. Obviamente si tienes una tija telescópica damos por hecho que va baja, y eso te facilitará las cosas.
RECUPERA TU POSICIÓN RÁPIDAMENTE
…o si no la bici será ingobernable. Antes de bajar, practica en llano y comprueba que el sillín pasa sin problemas.
No dejes de intentarlo en tu próxima ruta y verás que puedes superar sin problema una bajada complicada.
Fuente: Revista Bike
Club de Ciclismo Titanes de Cadereyta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *