Robaban con Preciado 50 mil litros cada mes

“Ordeñaban” trabajadores vehículos oficiales

Miguel Oscar Pérez
CADEREYTA JIMÉNEZ, N.L.-
Después de revelar que estaba la actual administración sin deuda con los gasolineros, el actual alcalde en la conferencia de prensa sobre el resultado del análisis de la glosa, dijo que habían detectado un fuerte “huachicoleo” en la anterior administración.
“Tenemos un ahorro de gasolina, comparado en el 2016 al 2018 en los meses de noviembre y diciembre de 50 mil litros de gasolina por mes”, dijo el alcalde en la rueda de prensa sobre los resultados de la glosa.
“Traemos una recuperación de 700 litros cada cuatro días que se estaban fugando, que se estaban robando…”, agregó el edil y subrayó: “Lo tengo que decir claramente, vuelvo a insistir, cuando hablas con la verdad, puedes pisar callos, pero hay que hacerlo”.
Mencionó que descubrió que esos 700 litros cada cuatro días, se lo estaban robando los mismos trabajadores y los responsables del huachicoleo contra el combustible oficial, fueron despedidos.
Informó que ese ahorro significativo está destinado a reparar los caminos de la zona rural y era efectuado mediante el robo hormiga por medio de “ordeña”; cargaban gasolina, luego la sacaban con manguera a los autos y camionetas oficiales.
Explicó que al ver el desmedido consumo en los combustibles, realizaron una investigación por medio de bitácoras y los nuevos funcionarios acompañaban a los operadores en los recorridos y así se descubrió la diferencia en el consumo.
En un comparativo de consumo de combustible en nueve dependencias entre ellas secretaría de Desarrollo Sustentable, Tesorería, Administración, Contraloría, Secretaría Particular, DIF, Desarrollo Social y Seguridad Pública en noviembre del año 2016 gastaron en total 93,872 litros de gasolina. En el año 2017 las mismas dependencias gastaron 77,771 y en el 2018, con la nueva administración el gasto en el mismo mes y las mismas dependencias fueron de 40,500 litros.
Las mismas dependencias, pero en el mes de diciembre de 2016, consumieron 89,207 litros; en el año 2017 fue el consumo de 74,579 litros y en este pasado diciembre de 2018, el consumo bajó hasta 44,812 litros de gasolina.
Lo anterior muestra una ineficaz administración que o no detectaron la “ordeña” o bien había un “arreglo” para esconder el millonario robo de cerca de un millón de pesos mensuales en combustible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *