Abandona FC a sus víctimas

Destroza policía de Fuerza Civil con patrulla piernas de jovencitos y no los han indemnizado

Miguel Oscar Pérez
CADEREYTA JIMÉNEZ, N.L.-
No se imaginaban Mario de Jesús Vallejo Parra y Alan Alejandro Serrano Trejo, que aquel fatídico día del 11 de octubre, alrededor de las 11:00 de la mañana, un imprudente policía de Fuerza Civil, destrozaría sus piernas y con ello, sus sueños y sus metas.
Los dos jovencitos de 18 años, caminaban por la banqueta de un sector de Valle del Roble, cuando al perseguir a un ladrón, el piloto de la unidad bajó a correr tras el sospechosos mientras que el copiloto encendió la unidad y en forma imprudente se impactó contra los dos jóvenes, que se encontraban trabajando vendiendo chips de una empresa telefónica.
Como resultado Mario perdió sus dos piernas, y otras partes de su cuerpo resultaron afectadas, mientras que a Alan fue necesario ponerle una prótesis interna para salvar su pierna destrozada, quedando incapacitado de su extremidad.
Aunque el delito se persigue de oficio, hasta el momento el responsable anda libre, mientras que la empresa del seguro de la patrulla, no ha respondido, ni la institución que truncó la vida activa de ambos jóvenes, ni el gobierno del Estado ha apoyado a las víctimas ni se les ha hecho justicia.
Asegura que le han dado largas para hacer justicia a Mario, ya que le dan un tiempo para meter papelería y le exigen el alta, cuando aún le faltan cirugías al joven, quien fuera un activo deportista y fiel seguidor de los Tigres de la Universidad de Nuevo León.
“Le dejaron su rodilla con la esperanza que funcionara, pero la rodilla no sirve, entonces le van a cortar arriba de la rodilla, pues no hay un avance porque no hay un alta definitiva, dijo Francisca Parra Obregón, madre de Mario de Jesús.
Se quejó la madre de la víctima más afectada, que ni del Gobierno del Estado ni de Fuerza Civil, han recibido una llamada para apoyarlo, solo la representante de la aseguradora, quien buscaba en forma ventajosa e insensible que firmara un desistimiento.
Al saber del caso y de la precaria situación del jovencito, quien tuvo que cambiar sus metas de ser futbolista profesional, para buscar ser cantante de rap, algunas personas han acudido a su domicilio en la calle Azalea 253 de Jardines de Cadereyta tercer sector, para apoyarlo económicamente y con pañales y material de curación.
Quien desee apoyar a la joven víctima cuyo caso estremeció a la sociedad jimenense puede hacerlo en su domicilio o bien en un depósito en la cuenta Saldazo-Banamex número 4766 8405 0880 6499 o al teléfono 828 131 1942 y en redes sociales como Jesús Parra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *