Los muros caen…la historia no

Viejos edificios sirvieron a los juarenses en diversas etapas y de formas diferentes.

Miguel Oscar Pérez
CD. BENITO JUÁREZ, N.L.-
Al derrumbar las viejas instalaciones de la parte trasera de Presidencia municipal, se agolpan los recuerdos, de lo que sirvió ese lugar donde hasta hace unos 15 días operaba Egresos, Oficialía Mayor, Regidores, Prensa, Ingresos y Asuntos Religiosos.
Todas esa edificación será derrumbada para dar paso a la segunda ala de Presidencia Municipal, una torre de tres pisos que albergará aparte de las dependencias ya mencionadas, otras por las que se pagan más de 300 mil pesos mensuales en renta.
En ese lugar, hace cerca de 70 años, existía una escuela primaria de nombre desconocido, donde estudiaron algunos juarenses que ya tienen cerca de 80 años.
Recuerda Ramón Lozano, cronista de Juárez, que aparte de la escuela, también estuvo en ese lugar un Centro de Salud donde atendía una enfermera de nombre Angélica Gauna.
Después del Centro de Salud, el lugar se convirtió en oficina de correos por algunos años, para dejar después el lugar a Policía y Tránsito, donde había tres celdas municipales de sillar y con rejas de hierro forjado.
Después de la década de los noventas, ante la necesidad de espacio y al construirse las instalaciones de Policía y Tránsito en el lugar que actualmente ocupan, el sitio de convirtió en oficinas administrativas del municipio.
Ya inició su desmantelamiento desde el pasado miércoles y pronto caerán sus muros que muchos recordarán, pero allí mismo se elevará un edificio funcional y cómodo para los juarenses asentado sobre una parte histórica del viejo Juárez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *