¿Pavimento hidráulico… o alberca para autos?

Miguel Oscar Pérez
CADEREYTA JIMÉNEZ, N.L.-
Las lluvias revelaron lo chafa de la obra de pavimento hidráulico en la calle Progreso, que de buscarse ser una obra funcional fue convertida en enorme charco en su cruce con la calle Hidalgo.
La obra en la calle mencionada, en su tramo de Hidalgo a Benito Juárez, causó molestia entre vecinos y automovilistas que a diario transitan ese lugar por lo pésimo de su realización.
Algunos vecinos mostraron su inconformidad debido a que con el pavimento anterior y aún con baches no presentaba ese enorme desperfecto que ahora provoca la suciedad en las paredes de los negocios vecinos, además de mojar a los peatones.
La obra fue iniciada hace aproximadamente algunas cinco semanas y puesta en marcha apenas el lunes antepasado.
Un vecino de esa calle mencionó temer ir a reclamar con el edil por temor a las represalias.
“Si tú vas a reclamar con el alcalde o con ese que se encarga de las obras van y te buscan y te echan los malos y te madrean”, expresó el habitante cercano a la obra de quien se omite su nombre por razones obvias.
Otro de ellos mencionó que no sabe si repararán ese grave error de ingeniería, ya que en la garrafal falla no siguieron la caída del agua hacia el arroyo de la ciudad y dejaron un hoyo que acumula mucha agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *