Preciado Licita, contrata y paga.- “Museo de Oro”

*Una raya más al Tigre…

CADEREYTA JIMÉNEZ, N.L.-

Con el más cínico y burlón pretexto, el alcalde jimenense, Santiago Preciado intenta desviar su responsabilidad por el sobreprecio que pagó para el equipamiento del Museo que licitó a precio de oro.
En un comunicado, al periódico El Norte, quien realizó una investigación sobre las 60 partidas para la empresa contratada para para sumar un total de 9.2 millones de pesos, pero ahora el edil intenta culpar a la administración de Emeterio Arizpe sobre esa grave irregularidad.
“La pasada Administración contrató a la empresa Constructora SAAGOM, S.A. de C.V., la cual se encargó de realizar el proyecto para el equipamiento”, explicó el alcalde en un boletín por medio de su departamento de prensa al medio informativo.
Sin embargo el Periódico Oficial de la Federación del 11 de agosto de 2016 revela que fue el cuestionado alcalde, quien licitó la obra, un año después que ya había salido la anterior administración.
La liga http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5447637&fecha=11/08/2016, publica la licitación pública Nacional número LA-819009997-E2-2016, donde señala que dicho concurso es para la obra de “Equipamiento Museográfico – Museo Cadereyta Jiménez, Ubicado en Cabecera Municipal”, dice el documento firmado por Rafael Vivar Moreno, Secretario de Administración, de la actual gestión.
Por ende toda la responsabilidad del sobreprecio es del actual alcalde quien pagó la obra en donde hay precios de lo pagado que son insulto a la inteligencia de los jimenenses.
En la investigación de El Norte, advierte que se hicieron varias cotizaciones por el material y equipo que liquidó el actual alcalde, y en las cuales todo lo puesto por la empresa en el “Museo de Oro” se puede hacer con 3 millones de pesos, pero la administración pagó más de nueve millones 200 mil pesos.
Los precios que manejaron son increíbles, ya que una silla cotizada en el mercado en 1,567 pesos, ellos la pagaron en $ 4,756,
El escudo municipal fue pagado en $154,280, cuando su precio normal es de $17,864, con una diferencia de su valor en un 764% más elevado,
Una banca de madera, sin ningún detalle, se pagó en $33,384.8, pero en la cotización real se hizo por $10,092 pesos.
En esas mismas partidas se pagaron uno de los precios que más llaman la atención son cuatro trajes de época o disfraces en el Módulo Lúdico que se pagaron a $50,518 cada uno para dar un total de $ 202,072, cuando ese mismo paquete en el mercado se pudo cotizar en $ 14,848, a 3,712 cada disfraz, con un sobreprecio del 1,261%.
Una vitrina de estructura metálica que contiene el acta de la fundación de Cadereyta, que fue solicitado su precio en el mercado resultó su costo en $8,932, pero la administración pagó un sobreprecio de 1,185.7% al facturarla en $114,840.
Unos videos de escasa producción y muy austeros en donde se utilizaron imágenes de internet de dos minutos cada uno de los nueve, el Municipio pagó $169,360, cuando empresas productoras y con trabajo más profesionales cotizaron en $81,200.
Escandaloso fue el pago de una base laminada cubierta de madera en $162,400, cuando su precio más alto en el mercado ronda los $8,120.
Otro de los ejemplos del sobreprecio es el del recubrimiento de PVC de 2 milímetros instalado en el área permanente, que se pagó en $313,780, pero su precio de mercado es de $105,652.
Una caja de fotografías con diapositivas para información, la empresa cobró $361,920, pero el precio real es de $155,208.
Un módulo interactivo de estructura metálica con forros de lámina y pintura horneada. Con placas de figuras en relieve se pagó $102,080, pero cotizado su valor fue de $12,180.
El Módulo escoba que es una estructura metálica simulando una escoba con cerdas, la factura que se cobró fue de $ 342,200, sin embargo, en realidad su precio no pasa de 25,520.
Un marco para que la gente se tome fotografías de estructura metálica que en el mercado tiene un valor de $14,500, pero al Municipio le fue facturado en $38,280.
También se pagaron unos páneles con fotografías y entre su concepto fue de búsqueda, selección impresas sobre sustrato rígido pagado a un precio de $19,488, sin embargo se pudo haber pagado en $2,306 con un sobre precios de un 745%.
El papel tapiz de época empleado fue cobrado en $132,240, cuando su verdaero precios es de $22,863.
También en los audios se hizo un negocio, ya que se pagaron dos audios de un minuto por $67,750, y aunque no se cotizó en este tema, el precio es estratosférico y más porque no funcionan.
Un rompecabezas del escudo de armas del municipio tuvo un precio para Cadereyta de $79,460, pero su valor real es de $28,180.
En los audífonos también hubo negocio, ya que estos aparatos de uso rudo que tienen un precio en el mercado de $ 1,301.52, se pagaron $ 5,220.
Una estación interactiva de relieves-cartografía fueron cobrados en $64,728, pero su precio de mercado es de $23,200
Otra estación interactiva denominada El Futuro, hecha de estructura metálica se pagó $118,320, cuando su valor es de $26,680 con una diferencia de 343%.
Por un monitor de uso rudo LCD de 10.1 pulgadas se liquidó en $14,848, pero su verdadero valor es de $4,292 una diferencia de 246%.
Un módulo para equipos para monitores de 10.1 pulgadas, video player y audífonos, de estructura metálica, formado en lámina, acabado en pintura horneada con soportería interna para equipos, fue cobrado en $121,800, pero vale sólo $34,800.
Aparte hay más conceptos de equipo a precio de escándalo, que el alcalde es el responsable, como él lo dijo en una entrevista hecha recientemente, solo que trata de justificarse echando culpas ajenas a Emeterio Arizpe, que también tiene lo suyo, pero no en este caso.
Sobre el tema del Museo no fue tocado en la sesión de cabildo de ayer, aun y cuando los regidores son los encargados de representar al pueblo y defender sus intereses ante cualquier acto de corrupción o irregularidad que lesione las arcas municipales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *