Mujeres, probables asesinas de Patricia

Tenía un solo día de haber estrenado su casa

CD. BENITO JUÁREZ, N.L.-
Una guardia de seguridad de 24 años de edad, fue encontrada en estado putrefacto dentro de la vivienda que acababa de adquirir en el fraccionamiento Valle de Santa Isabel.
Patricia Reyna Martínez, tenía menos de una semana habitando el domicilio donde fue hallada muerta luego que la adquiriera por medio del Infonavit, producto de su trabajo como guardia de seguridad en Pesquería, Nuevo León.
La víctima estrenó su nueva casa el 14 de julio, según se supo por medio de las investigaciones, y un día después, el 15 de julio, invitó a varias amigas a festejar el acontecimiento con una fiesta en su interior.
Se corre la versión que la víctima solía relacionarse con personas de su mismo sexo y por lo que fueron varias personas del género femenino las que acudieron a la fiesta.
Los vecinos aseguran que aparte de la música se escucharon gritos dentro del interior, y voces alteradas de discusión, pero no creyeron que fuera algo relevante, ya que nadie en el lugar fue testigo de algún enfrentamiento a golpes.
Pasaron varios días y la familia de Patricia Reyna, quien por cierto era madre soltera de una niña, no sabía nada de ella, alertó a la policía quien arribó a su domicilio encontrándola en estado de putrefacción.
Fue en el interior de la casa marcada con el número 102-B de la calle Emerja, esquina con Ibiza, ubicado por la carretera Juárez-Apodaca.
Patricia se encontraba semi-desnuda bocabajo, tirada en la planta alta cubierta por solo por una blusa verde en el piso de la segunda planta y hasta el momento se ignoran las causas de su deceso, aunque se supo que el cuerpo presentaba algunos golpes.
El cuerpo fue entregado a su familia, mientras se continúa en busca de pistas que permitan llegar al asesino de la joven madre de una pequeña que hoy queda en la orfandad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *