DIGNIDAD HISTORICA

Por: David López
Hoy vamos hacer un poco de historia y para decirles a algunos bisoños funcionarios sindicales que desconocen la verdadera lucha del STPRM y que hoy se desgarran las vestiduras porque según ofendo al “sindicato que me dio tanto”. Para empezar la Institución Sindical no es el secretario general, ni los funcionarios sindicales, el sindicato lo compone cada uno de los trabajadores de planta activos, jubilados y transitorios. Y todo ello basado en la soberanía de las asambleas. Sin embargo el señalar a las dirigencias nacional y locales, ¡ahora es traición! Yo les digo a las nuevas generaciones de petroleros que se pongan a leer el contrato, estatutos, Ley Federal del Trabajo para que sus supuestos líderes no les vean la cara y aprendan a defenderse y no los sigan viendo como un número mas o un voto conveniente para sus bolsillos y fortunas. Las inconformidades de miles de trabajadores en contra del mal manejo de la institución sindical han sido constantes y durante todo el tiempo y de muestra este hecho histórico dentro de la lucha sindical.
El 15 de agosto de 2008, fecha en que se conmemoraba el 73 aniversario de la fundación del Sindicato Petrolero. Decidimos tomar las instalaciones de nuestro recinto sindical ya que en la actualidad los “dirigentes” están usurpando el poder. Deben de entender, que los trabajadores nunca hemos elegido a Carlos Romero Deschamps como secretario general del STPRM, mucho menos a los charros menores que lo acompañan. En la actualidad la “dirigencia” del STPRM es una de las más corruptas ya que se presta para todo tipo de actos delictivos y corruptivos. Los charros actúan con cinismo y prepotencia. Ya que se sienten protegidos por las autoridades. Escándalo en el que se ven involucrados, escándalo del que salen bien librados. Como se podrá apreciar en la actualidad el STPRM está completamente disminuido, en comparación de lo que fue. La corrupción que hoy agobia a este gremio es gracias a las dirigencias charras que se han enquistado en el poder. Pero el sindicato somos todos los petroleros no solamente los charros. De manera general el gremio desde hace décadas ha estado sujeto a las decisiones de los gobiernos y sus políticas las cuales han ido sometiendo a los trabajadores en una dinámica desfavorable. Esto obedece a las malas decisiones tomadas por los charros las cuales van en contra de los intereses de los petroleros, la pérdida de más de 100 mil plazas y el desplazamiento de la materia de trabajo por empresas privadas nacionales y extranjeras, no se puede explicar de otra forma sino por la traición de Carlos Romero y charros que lo acompañan. Los cuales ni siquiera representan al sindicato, ya que nunca fueron elegidos por los trabajadores petroleros, fueron impuestos en 1993 por Carlos Salinas y desde entonces están usurpando la dirección del STPRM. Las cuatro reelecciones que lleva han sido fraudulentas en complicidad con Las autoridades de la Secretaria del Trabajo y Previsión Social. En las elecciones seccionales los charros se han impuesto a base de todo tipo de tranzas, amenazas, golpes e incluso asesinatos. No les importa la defensa de los intereses de los trabajadores petroleros. Por ese y muchos agravios más de manera decisiva y combativa, impulsamos la toma de nuestro recinto el 15 de agosto de 2008, ubicado en Zaragoza # 17, Colonia Guerrero, en la Ciudad de México. Ese glorioso día por la madrugada, salimos de la entrada principal de las instalaciones de la Secretaria del Trabajo y Previsión social (donde nos mantenemos en plantón desde el 29 de julio de 2008) para enfilarnos al edificio sindical, llegamos aproximadamente a las 3:40 de la mañana. En el interior solo se encontraban 2 veladores los cuales no opusieron resistencia, en seguida nos dirigimos a la secretaria general. Donde pudimos apreciar el lujo con el cual vive este charro-vividor, a costillas de los trabajadores. En pocos minutos llegaron los medios de comunicación. Realizamos una rueda de prensa en la cual el Compañero Omar Toledo Aburto explico a los medios nuestro proceder. Dijo que los petroleros ya estábamos hartos de los actos delictivos y corruptivos de la dirigencia charra. Que ya no íbamos a tolerar más injusticias, que ya no íbamos a permitir que se siguieran robando los dineros del sindicato. La permanencia duró poco más de dos horas, como a las 6 de la mañana llegaron cientos de golpeadores al servicio de los charros. Muchos de ellos no eran petroleros más bien pistoleros, iban ebrios y/o drogados, muchos de ellos portaban armas de fuego, se armó la batalla, los golpes no se hicieron esperar. El combate cuerpo a cuerpo se llevó a cabo en los pasillos en las escaleras; vidrios rotos, manchas de sangre en las paredes, las escaleras y en los pisos eran visibles. La gresca duro unos 20 minutos, algunos de los disidentes nos encerramos en las oficinas generales, los charros rompieron las puertas el sometimiento fue rápido debido a la desproporción de fuerzas. Los charros se dedicaron a lo que saben hacer, robar, fuimos despojados de nuestras pertenencias, celulares, memorias, carteras, relojes, chamarras, etc. Pero lejos de amilanarnos, el coraje y la dignidad se imponen y nos dan más ánimos para continuar con nuestra lucha, por la democratización de nuestro sindicato. Hoy más que nunca exigimos a las autoridades de este país que se aplique la ley conforme a derecho, que se le retire la Toma de Nota a Romero Deschamps y demás charros ya que violaron nuestros estatutos y la ley en la materia en su cuarta reelección, aparte de muchos delitos más. Narrativa del compañero Omar. Ni un voto al PRIANRDVERDE.
(HASTA LA PRÓXIMA SDQ)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *