Municipio de Juárez Nuevo León

Por: Dr. José Ascención Tijerina Flores

Es éste uno de los lugares más antiguos, cuyo origen se remonta a los primeros años de la población del Nuevo Reino de León.
En la zona que forma el actual municipio, a las riberas del río o a las faldas de la sierra encontramos que fueron “mercedes” otorgadas a los primeros fundadores. Hacia la sierra, “una legua más delante de la boca tuvo sus propiedades Diego Rodríguez por merced que le hiciera el Gobernador Diego de Montemayor el 15 de junio de 1604”.
Gonzalo Fernández de Castro, esposo de María Rodríguez, heredó esos lugares. En 1641 las compró Juan Pérez de Lerma y sus sucesores las vendieron el 30 de marzo de 1658 a Juan Méndez Tovar por 30 vacas “añejadas” y 50 novillos de edad.
El 14 de junio de 1604, el mismo Gobernador hizo “merced” a José De Treviño vendiendo sus herederos a José Méndez Tovar con los de Vaquería. Antonio Vázquez del Río, también tendría “mercedes” en la región allá por 1605.
A Bernabé González hijo, le fueron concedidos hacia el norte un sitio de ganado mayor y tres de menor. Esta merced fue fechada en Cerralvo el 1 de abril de 1642 y autorizada por el Gobernador, sitúa estas tierras entre las dos Pesquerías, desde el camino real (a Cerralvo) a la ciudad de Monterrey y posteriormente Bernabé González adquiere 10 sitios de ganado menor pertenecientes a los propios de Cadereyta por compra que hizo al Ayuntamiento, siendo él quien fundó la hacienda de San José.
Históricamente puede tomarse como fecha de fundación el 1 de abril de 1642, sin embargo, la referencia más antigua es la visita de Juan de Zavala el 9 de marzo de 1653 que no da lugar a confusión con otra hacienda del mismo nombre de Don Juan de Zúñiga y Almarás, también en jurisdicción de Cadereyta y que aparece en los “autos” de visita hechos por Antonio Pérez de Molina en 1655.
Bernabé González extiende sus propiedades con la compra que hace a José Méndez Tovar un 6 de mayo de 1667 de tres sitios de ganado mayor, uno de menor y dos caballerías de tierra.
Por 1675 (17 de febrero) muere Bernabé González importante poblador que había llegado en 1618, hijo de Marcos González fundador de la hacienda “El Topo” y vivió con su esposa e hijos en la comunidad.
En 1682 hacen “hijuela” de partición y en 1685 visita la hacienda el Gobernador Marqués de San Miguel de Aguayo y les encarga “el buen tratamiento a los indios y la enseñanza de doctrina”. Dan comisión a Juan Bautista Chapa para la conversión de sitios de ganado mayor y menor, tocando a cada hijo sitio y medio más una caballería de tierra.
Las partes de Antonio Leal (viudo de Juana González) y la de Antonio González, son medidas del Arroyo de Los Álamos hasta el camino a Monterrey y al pilón hasta el puerto donde sale el Arroyo de Los Álamos que forman hacienda San Roque.
En 1692, el Gobernador Pedro Fernández de la Ventosa ordena el traslado de 12 indios para ir a oír misa en Cadereyta. Cayetano Salinas y Pedro Treviño en representación de los vecinos solicitan la separación de Cadereyta por tener la antigüedad y la cantidad de habitantes necesarios para ello, además que esta hacienda de San José queda muy apartada de Cadereyta y quisiera un alcalde “que conozca el lugar, tenga prestigio y simpatía con sus habitantes” siendo el nombre de esta Villa del Rosario.
Después de algunas negativas del Ayuntamiento de Cadereyta, un 9 de marzo de 1850 el Congreso emite el decreto numero 69 originándose así la nueva municipalidad integrada por una serie de poblados y haciendas teniendo como centro o eje la Plaza de San José designándose a la Villa como del Rosario.
Existe la tradición y leyenda de que un asno conduciendo dos cajones de madera, conteniendo una la imagen de la Virgen de Agualeguas y la otra la del Rosario, dicho jamelgo se detuvo un instante en ese lugar y al continuar su camino solamente llevaba la Virgen de Agualeguas mientras que la del Rosario quedaría aquí como una maravillosa aparición que está en la Capilla de San José y que es erigida su Capilla humilde y antigua en 1849 debido a la pobreza y humildad de los vecinos.
Estos y mucho otros datos se encuentran en los archivos municipales de Monterrey y Cadereyta además de pleitos y diferencias de esta hacienda que hoy es un progresista municipio muy cercano y hermanado a nuestra Cadereyta.
Tomado del libro 27 municipio de Nuevo León del Profesor Israel Cavazos Garza.
Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *