Aprende a pedalear de manera correcta para mejorar tu rendimiento y evitar posibles lesiones

El pedaleo es una de las acciones más importantes para encarar con éxito cualquier competencia, utilizar la técnica correcta nos puede ayudar a evitar lesiones de alta complejidad en las articulaciones, optimizar la eficiencia del pedaleo y sacar ventaja en los momentos más intensos de una carrera.
Una buena colocación sobre la bicicleta depende de una serie de factores que están relacionados con la distancia que hay entre el sillín de tu bici y el centro de la biela, la alineación de las piernas, la posición sobre el pedal y la postura de tu cuerpo.
Seguir los pasos de una buena preparación de la bici y el pedaleo te ayudarán no solo a pedalear de manera eficiente sino a evitar lesiones en las articulaciones cada vez que sales a montar con tus amigos o a competir en carreras de máxima exigencia.
Técnica de pedaleo sentado
La técnica de pedaleo sentado tiene como objetivo controlar la zona medio del cuerpo para evitar las posibles lesiones musculares que se pueden generar en la zona lumbar.
El ciclista deberá enroscar su pelvis hacia adentro y tratar de dibujar con su zona lumbar una sutil forma de la letra C.
Esta posición te permitirá controlar la parte del abdomen inferior evitando que la cadera se salga de la zona de confort del sillín debido a los movimientos bruscos que se puedan producir en medio del recorrido.
Pedalear sentado te ayudará a fijar tu postura sobre tu bicicleta y evitar posibles lesiones en la parte de la columna. Esto se da gracias a que el mismo cuerpo libera toda la tensión que se concentra en la zona lumbar y transmite la energía del abdomen inferior hacia las piernas que hacen el esfuerzo en la cadencia.
La técnica de pedaleo sentado tiene como objetivo controlar la zona medio del cuerpo para evitar las posibles lesiones musculares que se pueden generar en la zona lumbar.
El ciclista deberá enroscar su pelvis hacia adentro y tratar de dibujar con su zona lumbar una sutil forma de la letra C.
Esta posición te permitirá controlar la parte del abdomen inferior evitando que la cadera se salga de la zona de confort del sillín debido a los movimientos bruscos que se puedan producir en medio del recorrido.
Pedalear sentado te ayudará a fijar tu postura sobre tu bicicleta y evitar posibles lesiones en la parte de la columna. Esto se da gracias a que el mismo cuerpo libera toda la tensión que se concentra en la zona lumbar y transmite la energía del abdomen inferior hacia las piernas que hacen el esfuerzo en la cadencia.
Club de Ciclismo Titanes de Cadereyta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *