Usted tiene… La Última Palabra

Por: Ing. Jesús Herrera Rábago

De rodillas
Muy cierta resulta en muchos casos aquella frase que determina: “los números no mienten”. En estos días se publicaron las encuestas pos debate y a López Obrador ni un rasguño le hicieron, sigue posicionado con un 48% de intención del voto.
Hasta el día de hoy el voto de castigo por el hartazgo que vivimos los mexicanos está firme. Como lo mencioné en este mismo espacio el voto este 1 de julio será emocional y va lleno de enojo y frustración, y se ve reflejado en vengarnos de aquellos que se han burlado de nosotros.
Si quisiéramos describir el sentimiento que en estos días muchos tenemos es de sentirnos “bien chingones”, porque tenemos a los “Poderosos” de rodillas (y lo pongo entre comillas porque no en la realidad no debería ser así).
Es una sensación agradable producto de ver cómo a pesar de estar haciendo de todo para bajar a Andrés Manuel no pueden y cada día se desesperan más. Esto refuerza la idea que le estamos pegando donde más le duele, lo cual siempre es un elemento esencial en la venganza.
En lo personal disfruto ver cómo el PRI y el PAN sacan campañas contra el PEJE. Comerciales ridículos como el de tengo miedo o el anuncio de la serie sobre el populismo que incluiría un capítulo de Andrés Manuel.
O más aún, el grado de desesperación es tanto, que ya empiezan a hablar de hacer alianzas entre PRI y PAN, o la posibilidad de declinar a favor del que vaya más arriba y pueda bajar al puntero.
Son “patadas de ahogado”, que no niego puedan funcionar y en una de esas sacan un poco la cabeza para respirar y ver si pueden hacer algo. Siendo estrictos, aunque es difícil, existe la posibilidad que les diera resultado y uniéndose todos le ganaran a Morena y sus aliados.
Como más de algunas vez lo he señalado, el problema es que los mexicanos no hemos caído en la cuenta del poder que tenemos. Los poderosos somos nosotros ejerciendo nuestro voto. Ahí tenemos el control para hacer que los políticos y algunos empresarios que durante años han manipulado a su antojo el país, ahora se topen con pared, y entiendan que ese poder ya se les acabó.
No quiero venderles que Andrés Manuel sea la mejor opción para gobernar, pero no creo que nos vayamos a desestabilizar o ir al precipicio como país. Su paso por el entonces Distrito Federal me da confianza que no será así. Lo que sí estoy seguro es que, en este momento, es la mejor opción para encausar nuestro enojo y mostrarle al sistema que el pueblo tiene el poder.
Así las cosas, como dicen el refrán mexicano: “ahora es cuando chile verde le has de dar sabor al caldo”, es el momento de mostrar en las urnas la máxima de la democracia: “el poder reside en el pueblo”.
Esta es mi opinión, los electores tenemos La Última Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *