VENTA DE GARAJE

Por: David López

Con el acuerdo CA-005/2018 signado por el Lic. Luis Alberto Amado Castro, egresado de la universidad Veracruzana y experto en licitaciones de empresas paraestatales y secretario del consejo de administración de Pemex. La instrucción que le dio el gobierno federal, vender en forma masiva los bienes muebles e inmuebles de Pemex en forma expedita antes de que termine el sexenio. Comenzaron con las terminales de almacenamiento, bodegas, clínicas en las que se prestaba servicio médico, edificios, laboratorios, oficinas, talleres, pozos de agua, aulas de capacitación, comedores y biodigestores, así como equipo, como parte de su Programa Anual de Enajenación de Bienes 2018 y de sus subsidiarias. El programa revela que Pemex subasta innumerables bienes y ha desmantelado su infraestructura petrolera en regiones como Mérida y Progreso, Yucatán; Tampico, Tamaulipas, y Coatzacoalcos, Veracruz, según aprobó su consejo de administración en la sesión ordinaria 925 del 23 de febrero de este año. El documento indica que se autorizó la venta de bienes que se desincorporan del régimen de dominio público y se autorizan esas operaciones a título oneroso. Argumenta que se cuenta con el dictamen, información y documentación con que se acredita la conveniencia económica, operativa y de negocio para su enajenación. El anexo del programa da cuenta de que, por ejemplo, se comercializan almacenes, bodegas, casas, clínicas de servicio médico, edificaciones y laboratorios de la terminal de almacenamiento y distribución de Mérida, Yucatán, así como cuatro casas. No obstante, no especifica los montos en que serán vendidas esas propiedades.
En Tampico, Tamaulipas, se comercializa el predio que ocupó la estación de servicio E02340; en Coatzacoalcos, Veracruz, una casa que servía de estacionamiento de la empresa. Además, un número considerable de propiedades. Son decenas de edificaciones. Por ejemplo, de la terminal de almacenamiento y distribución de Progreso se ponen a la venta una construcción realizada para una subestación eléctrica, talleres, almacenes, aulas de capacitación, bodegas, comedores, un laboratorio y oficinas. Como en el caso de Mérida, tampoco se da a conocer el precio de esos bienes, es decir, lo que se estima recabar y el destino de los recursos. La empresa comercializa equipo de sus terminales, como en Progreso. Enajenará bombas, aspersores, biodigestores, cisternas, cobertizos, centros de mando, compresores, circuitos de descarga, hidrantes, fosas de separación, plantas de emergencia, pozos de agua, redes contra incendios, tableros de control, transformadores, tubería, tanques, detectores de mezclas explosivas y ductos.
En Mérida venderá motobombas, motores, paneles de control, plantas de emergencia y pozos de agua. Cabe señalar que dichas propiedades y equipo son sólo parte del Programa Anual de Enajenación de Bienes 2018, ya que éste comprende otras pertenencias en diversas regiones del país, por lo que es más amplio. Incluye a todas sus subsidiarias, según la información del consejo de administración de Pemex. Detalla que la venta de esas propiedades se fundamenta en la nueva Ley de Petróleos Mexicanos y en las Políticas Generales de Administración y Disposición de Bienes Muebles e Inmuebles de Pemex. Algo se les olvido porque ese plan de enajenación omite olímpicamente el destino que se le dará al dinero que obtendrán con la venta del patrimonio nacional. ¿Compañero petrolero todavía confías en el PRIANRDVERDE? Pregúntate ¿donde esta esa gente que operaba esos equipos e instalaciones? (HASTA LA PROXIMA SDQ)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *