Convierte su casa en refugio canino

*Carlos Cuéllar Banda, es el mejor amigo del perro

Miguel Oscar Pérez
CADEREYTA JIMÉNEZ, N.L.- Residente de la Hacienda San Rafael, Carlos Cuéllar Banda, ama a los perros hasta el punto de sacrificar la comodidad de su hogar para convertirlo en un refugio para los animalitos y una parte de su sueldo en croquetas y medicina para los canes.
Dice que no pertenece a ninguna asociación animalista, que su actividad es muy particular y nació al ver como los perritos callejeros sufrían frío, hambre, maltrato y que tiene que agradecer mucho que su esposa también comparte el mismo amor por los canes.
“Recojo los perros que puedo, que tengo la oportunidad de darles una mejor vida a los animales, tengo unos 10 años y tengo ahorita 18 animalitos, entre hembras y machos”, destacó.
En lo económico ha pasado dificultades, ya que aparte de recogerlos, alimentarlos, hay que curarlos y pagar elevadas sumas al veterinario y aunque tiene poco espacio en su casa advierte: “Hay que hacerlo por los animales”.
Dijo que hay muchas personas que abandonan a los perros como si fueran un objeto sin contar que los canes tiene sentimientos y los perros son los animales más fieles que pueden existir.
¿Recuerdas al primer perrito que rescataste?
“Fue en el Municipio de Santiago, estaba herido, desgraciadamente no logró sobrevivir después de llevarlo con el veterinario. Eso tocó algo en mí y sigo haciendo esa actividad”, añade.
Mencionó que los perritos son hasta terapéuticos, ellos perciben cuando el dueño está triste y cuando está alegre, ellos nunca se separan de las personas que están tristes.
Contrario a muchas asociaciones, asegura que si da perros en adopción pero que no es su prioridad: “Porque se me hace muy difícil desprenderme de ellos”, asegura.
Pero que cuando alguien le pide un animalito en adopción, primero checa a la familia que lo recibirá y revisa que esté en un buen lugar y no sea maltratado.
Dice que cuando rescata a una perrita preñada o se le preña en su casa, a los cachorritos les busca una familia adoptiva, nunca en venta, con la condición de que lo vea y si no está a gusto el animalito, se recibe de regreso sin ningún problema.
¿Consejo para quien tiene mascotas?
“Que si van a comprar un perrito por moda o por un regalo, mejor que adopten uno, hay muchos perritos en la calle que ocupan una familia”, concluye Carlos Cuellar, ¡el mejor amigo del perro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *