VA AMLO A RECUPERAR PEMEX

Por: David López

No hay tiempo que no se llegue, ni plazo que no se cumpla. El viernes de cuaresma inicio del calvario, arrancaron sus campañas Ricardo Anaya y Margarita Zavala y el domingo de resurrección López Obrador y PP Toño Meade. De acuerdo a las reseñas e imágenes periodísticas el único que logró plaza llena fue AMLO en Cd. Juárez, Chihuahua. Y así da comienzo la carrera por la silla presidencial, según las encuestas sigue arriba Obrador con una diferencia en promedio de 15 a 18 puntos entre el segundo y tercer lugar respectivamente o sea Anaya y Meade y en un lejano cuarto lugar Margarita Zavala a quien en su inicio de campaña solo se le juntaron cien personas, y la mitad eran de su staff. Pero en fin, como a mí me interesa lo que propongan los candidatos en lo referente a materia energética me hice presente en los mítines de Santa Catarina y Juárez, Nuevo León, para ver lo que decían referente al petróleo. En su discurso López Obrador insiste en la viabilidad de construir 2 ó 3 refinerías más y modernizar y ampliar las seis ya existentes, esto sería lo primero para poder producir y que salgan recursos para construir las otras, quiero decirles que como petrolero es un deleite escuchar el discurso de la Ing. Químico Roció Nahle diputada federal de Morena por Coatzacoalcos y orgullosamente petrolera de Pemex, si no analicen. “Considero que la administración de Enrique Peña Nieto debilitó a las empresas estatales, y eso no conviene a un país petrolero como México. Los casos como de Noruega y Arabia Saudita, países que cuidan muchísimo su seguridad energética”, pero para mí, México va en un sentido contrario. No estamos cerrados a ello. Se vería la conveniencia. Estamos abiertos a todo. Ya tenemos sociedad con gigantes como Shell, con quien Pemex ya comparte una refinería en Texas, Deer Park, se analizaría, y si es viable financieramente, pondrían sobre la mesa ir de la mano con una empresa. Estos planes se están estudiando mientras Pemex enfrenta uno de los peores momentos productivos de su historia. La extracción de crudo ha caído a niveles mínimos en 17 años, a 1.9 millones de barriles diarios. Además, la importación de gasolina representa 70% del consumo nacional, con el sistema nacional de refinerías produciendo por debajo del 40% de su capacidad.
La idea de una refinería no es nueva para la empresa productiva del Estado. El 6 de julio de 2017, el entonces director general de Pemex, José Antonio González Anaya, admitió que un complejo refinador es posible, pero debe estar ubicado en un puerto, cerca de costas mexicanas. No es la única compañía interesada en construir refinerías para venderle gasolina a los mexicanos. La firma estadounidense Raven Petroleum planea un complejo refinador para exportar combustible a nuestro país, con una producción de 55,000 barriles diarios. La diputada comenta que empresas como Raven pueden vender su gasolina también en otros mercados y duda que una empresa esté pensando en hacer una refinería sólo para alimentar a México, pues sería un error tener una visión focalizada hacia un sólo país. Nuestras refinerías van a ser para autosuficiencia, y en su momento, no puedes aislarte del mundo, también tienes que ir acompañado por una visión global, afirma Nahle. De forma paralela, planea integrar un plan de mantenimiento para las seis refinerías, pues actualmente, el gobierno no tiene un programa de mantenimiento preventivo y correctivo, ese es el problema de Pemex. El pasado 8 de febrero de 2018, el titular de Sener, Pedro Joaquín Coldwell, detalló que Pemex ha tenido pérdidas cuantiosas en la refinación de combustibles por tres factores: un precio único para todo el país sin descontar los costos de transporte, refinerías tecnológicamente obsoletas y paros no programados por fallas en el suministro de sus plantas de luz, agua e hidrógeno. El funcionario defendió la reforma energética al recordar que Pemex tuvo que construir un complejo refinador fuera del país (Deer Park, Texas) porque la legislación previa no permitía esa clase de alianzas con el sector privado. Nahle argumentó que no se necesita una reforma energética para construir una refinería en México. Además, argumentó que nuestro país cuenta con expertos petroleros calificados. Sobre la tecnología que necesita ese segmento, dijo que para eso existen las transferencias, que, en algunos casos, ni siquiera cuestan”.
(CONTINUARA SDQ)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *