Usted tiene… La Última Palabra

Por: Ing. Jesús Herrera Rabágo

Garante
La semana pasada se anunció que Jaime Rodríguez Calderón y Armando Ríos Peter no reunieron la cantidad de firmas requeridas para ser candidatos independientes a la Presidencia de la República. Sorpresivamente, la que iba más abajo, Margarita Zavala, sí cumplió con lo pedido por el INE, aunque también cayó en irregularidades, pero sí sumó las 866,593.
Lo primero que llama la atención son los criterios diferentes que se están aplicando, pues si el castigo es por las firmas con inconsistencia, pues Margarita también las presentó, los tres deberían ser castigados. Esto genera la sospecha de que la esposa del expresidente Calderón, esté siendo beneficiada.
De ser así, la lógica indicaría que todo esto está orquestado por el Gobierno Federal, que ya desesperado busca a toda costa subir a su candidato el priista José Antonio Meade. No se necesita ser muy inteligente para darse cuenta que dejar a Margarita tendría el objetivo de restarle votos al candidato panista, Ricardo Anaya, y con eso colocar al candidato tricolor en un segundo lugar, y quedar así la contienda entre dos solamente.
Además, bajando al Bronco y a Ríos Peter, ya no fraccionan tanto el voto y, quizá, le apuestan a que los votos de estos se conviertan en voto útil para que no llegue Obrador. De esta forma la contienda sería entre cuatro, quedando claro que Margarita estaría en las boletas para restarle a Anaya.
Resulta, pues, lamentable que el INE esté actuando de esta manera, inclusive en el caso de que tenga razón, la forma en que ha conducido el proceso de los independientes es de fallas e inconsistencias que dejan muy mal parado a un instituto que debe ser garante de la democracia.
Cómo es posible que durante todo el proceso haya validado las firmas, todos fuimos testigos de cuantas aparecían validadas, y de repente ahora salen con la novedad que hicieron una segunda revisión y quitaron muchas que tenían inconsistencias.
Estoy de acuerdo que muchas veces, “pensar mal” no es el mejor camino, pero en este caso por más que se quiera defender el punto, es innegable llegar a la conclusión que detrás está “la mano que mueve la cuna”, y lo más probable es que sea el Gobierno Federal.
Así las cosas, no queda la menor duda que Peña Nieto hará todo lo posible para ganar las elecciones cueste lo que cueste, sin importar usar las instituciones. Aunque siendo honesto, al ver hoy la encuesta del Financiero, en la que Obrador aventaja con 18 puntos a su más cercano competidor, parece ser que esto es irreversible.
Esta es mi opinión, usted tiene La Última Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *