Se come sus propios dedos

*Piden ayuda para ancianito que se engulle parte de sus manos, debido a trastornos provocados por accidente

Miguel Oscar Pérez
CD. BENITO JUÁREZ, N.L.-Una historia sacada de un cuento podría ser más austero que el calvario que vive la señora Amparo Moreno Puentes, vecina de la colonia Real de San José.
Su padre enfermo por causa de un accidente sin sensibilidad en las manos, empezó a comerse sus propios dedos, asegurando que su ya no le servían para que los quería.
El ancianito de 82 años de edad, de nombre Jesús Moreno de la Rosa, sufrió un accidente hace como un mes y medio, por lo que lo hizo dependiente al 100 por ciento de sus familiares.
Don Jesús vivía con sus otros hijos, quienes al ver la discapacidad de su padre, se lo llevaron a su hermana Amparo, quien es la que lo atiende en su casa de la calle Real de San Antonio 173 de la colonia arriba mencionada.
Ignora la hija el tipo de accidente que sufrió su padre, pero sí quedó afectado de sus facultades y con problemas neurológicos, que lo no han llevado a cometer canibalismo con su propio cuerpo.
“Él tuvo un accidente y lo encontraron tirado y pues no recuerda nada, no supimos que le pasó, simplemente lo hallaron tirado y lo llevaron al hospital”, expresó la hija del octogenario.
Añadió que traía un golpe fuerte en la cabeza por lo que ahora no puede valerse por su mismo, como anteriormente lo hacía, ya que ahora hay que asearlo, ponerle pañales y cambiarlo.
Al cuestionarle sobre las graves heridas en su mano derecha, aseguró la vecina de Real de San José, que él ya no tiene sensibilidad en sus dedos.
“Se muerde solo los dedos, dos dedos que él no siente esos son los que se muerde; se arranca la piel debido a un problema neurológico que le quedó”, señaló.
El paciente fue trasladado a la Unidad de Especialidades Médicas de Cadereyta para ser atendido en forma gratuita, cuyo propietario, el doctor Sabás René Tamez Pérez quien a pesar de ser de Juárez, le proveyó la consulta, el medicamento y la curación.
La hija del paciente dijo poner a disposición su teléfono, 8121785082, ya que como mujer sola no tiene para los gastos de su padre, y que lo más apremiante son pañales y ropa mediana y pantalón talla 30 para don Jesús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *