Usted tiene…La Última Palabra

Por: Jesús Herrera

Qué necesidad
Estoy seguro que todos, más de alguna vez, hemos escuchado la frase lapidaria en la que se advierte que nadie puede estar sobre la Ley. Bien sabemos que esto dista mucho de la realidad que vivimos en nuestro querido México donde muchas personas no la respetan. Sin embargo, cuando son las instituciones públicas las que no lo observan, resulta más grave y peligroso.
Hace unos días el INE tomó la decisión que los precandidatos a cualquier cargo de elección popular tienen prohibido participar en debates, mesas de análisis, mesas redondas cuando sean invitados dos o más aspirantes, durante el tiempo llamado de intercampañas, es decir, del 12 de febrero al 29 de marzo.
Esto no quita que pueda ser invitado a debatir temas generales con académicos, investigadores, analistas, conductores, etc., claro que sin mencionar sus propuestas de campaña y tampoco haga llamados a votar por él o a no votar por otro candidato.
Por si las dudas, extendieron esta prohibición a realizar esos encuentros en redes sociales o por medio digitales. De hacerlo por cualquier medio, la sanción sería para los partidos y los candidatos y no para los medios de comunicación que lo trasmita.
Obvio que existen muchos argumentos para impugnar, como es el caso que el INE no tiene facultades para restringir la libertad de expresión; el hecho de que directivos de INE ya habían dados su aval para debates y mesas de diálogo en intercampañas, o simplemente que los debates deben ser libres y sin límites.
Independientemente que se lleve el caso ante la Corte para que se resuelva, el tema delicado es la actitud que toma un Instituto que no debería dar la menor sospecha de que tiene dobles intenciones o quiere favorecer a algunos y dañar a otros. Qué necesidad hay de enturbiar el proceso electoral.
La Ley electoral textualmente dice: “Los medios de comunicación nacional y local podrán organizar libremente debates entre candidatos”, y las únicas condiciones es que participen por lo menos dos candidatos de la misma elección y se establezcan condiciones de equidad en el formato.
Así las cosas, el hecho que el INE se ponga sobre la Ley, ya deja el precedente que este proceso electoral no ha empezado por buen camino, y en un país donde ya cualquier cosa nos hace dudar, pues esto no abona para nada a la democracia mexicana.
Esta es mi opinión, usted tiene La Última Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *