Usted tiene…La Última Palabra

Fuera de tiempo
El pasado 30 de enero, el aspirante a candidato independiente a la Presidencia de la República, Armando Ríos Peter, escribió en su cuenta de twitter: “Con las últimas encuestas, es claro que URGE una candidatura independiente única que pueda competir por la Presidencia de México. Le digo a @JaimeRdzNL y a @MZavalagc que estoy dispuesto a platicar de inmediato y pensar en una plataforma común”. Inclusive, gráficamente, mostró una encuesta donde, si van solos, alcanzaría cada uno 5%, contrastándolo con una candidatura única que les daría, en teoría, 15%.
De entrada puede parecer lógica la propuesta, sin embargo, no se puede aplicar una simple suma para concluir que llegarían a obtener ese porcentaje. La cuestión es simple, no es muy factible que los simpatizantes de Margarita Zavala, automáticamente, le den el voto al Bronco, o que los seguidores de Ríos Piter declinen a favor de Margarita.
En este sentido, la propuesta parece estar fuera de tiempo, y no porque sea irrealizable por cuestiones legales, sino porque cada uno ya pidió las firmas para su persona. Lo ideal hubiera sido que llegaran a un acuerdo antes del proceso de recolección y, entonces sí, hubieran agarrado una fuerza mayor.
Además, el dar una firma no compromete el voto, bien sabemos que muchos de los que la han dado es por amistad con el gestor o simplemente porque aprueban que haya candidatos independientes, lo cual no significa que efectivamente darán el voto por alguno de ellos.
Por otro lado, en el supuesto caso de que quienes obsequiaron su firma estén contra los partidos, eso tampoco asegura que vayan a votar por los independientes, pues en una elección tan cerrada, el voto útil será una opción o un recurso al que podrían recurrir los ciudadanos para no “desperdiciar” el sufragio.
Ahora bien, lo anterior es una posibilidad muy probable, pero no se puede negar tajantemente que una candidatura única pudiera resultar positiva. No hay que olvidar que en política, así como en las preferencias del electorado, todo puede pasar.
Sin embargo, tendría que suceder algo extraordinario, algo fuera de lo común, como sucedió en Nuevo León en 2015, en la cual la candidatura independiente de Jaime Rodríguez Calderón terminó arrasando las elecciones, y a la cual no se le daba muchas posibilidades al iniciar la contienda.
Así las cosas, el pronóstico de entrada es que la candidatura independiente, (independientemente que se puedan poner de acuerdo, lo cual también veo muy difícil por los “egos” e intereses personales), no tendría muchas posibilidades de ganar. Aunque con eso de que el “Bronco”, últimamente habla mucho de fe y de creer en Dios, pues muy seguramente le está pidiendo el milagrito para ser él.
Esta es mi opinión, usted tiene La Última Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *