Piden cuentas claras en Ligas Pequeñas

Acusan de manejos turbios a coordinador; este asegura que es solo un grupo que se niega a pagar las aportaciones

Miguel Oscar Pérez
CADEREYTA JIMÉNEZ, N.L.-Padres de familia de las Ligas Pequeñas de Cadereyta, exigieron cuentas caras en cuanto al destino de los dineros recaudados por la aportación que se paga mes tras mes en el lugar y encararon al coordinador del lugar.
“La situación es esta: nosotros hemos estado mes tras mes pagando las cuotas, pagando la inscripción, lo que se acordó, nosotros no estamos en contra de no pagar, estamos a favor, aquí la situación es que los baños están peor que una cantina…”, dijo una padre de familia denunciando que el dinero que se recauda no se está invirtiendo en el parque y se ignora a donde va.
Agregaron además que aunque no se ve un destino claro de ese dinero, serviría para los gastos cuando tienen que jugar los niños en parques foráneos, como transporte y otros gastos.
Advierten que van y piden cuentas y les muestran sólo hojas de remisión, y ninguna membretada, lo que hace muy sospechosa la administración de sus dineros.
“Así como nos exigen a nosotros el pago y si no pagó hay interés, así nosotros exigimos las cuentas, eso es todo lo que venimos a exigir”, mencionó uno de los presentes.
Otras de las cosas que les disgustan es la voracidad con la que cobran los 250 pesos a los 100 padres de familia que suman 25,000 mensuales, es que si no liquidan esa cantidad no dejan participar a los niños.
“Nosotros hablamos con el doctore Preciado, aquí el doctor Preciado apoya con luz, apoya con agua, apoya con mantenimiento, sueldo de entrenadores, aquí queremos saber en que gastan el dinero”, mencionó otro de los inconformes
Allí hicieron un cálculo de más de medio millón de pesos que se han recaudado en dos años y cuya cantidad no se ve en el parque.
Señalaron como responsable de estas anomalías al coordinador Reynaldo Leal Ramírez, quien aunque es funcionario del municipio, es quien administra el dinero, del que no se rinden cuentas.
En entrevista de este medio con el coordinador municipal, Leal Ramírez explicó que las Ligas Pequeñas son una entidad particular y que el Municipio apoya con mantenimiento, gastos del Parque y los sueldos de entrenadores y el coordinador.
“Mire hay mucha inconformidad, hay un grupito de personas que no quieren pagar, aquí tenemos una aportación mensual nosotros estamos registrados en un programa mundial de Williamsport, Pensilvania, que es un programa mundial privado”, dijo.
Agregó que todas las ligas pequeñas de otros municipios tienen mesa directiva y cobran incluso más aportación que en Cadereyta, lo cual es legal.
“Hay personas que no les parece pagar, hay muchas más personas que en realidad si son responsables y sacamos esto adelante”, argumentó.
En la reunión se vivió un momento candente, cuando los aproximadamente 20 padres de familia enfrentaron al coordinador frente a frente y que por momentos se la situación estuvo a punto de pasar a otros extremos.
Al momento hay un grupo de padres de familia que se nio9egan a pagar las aportaciones hasta en tanto no se hagan cuentas claras y se audite a la tesorería y los gastos hechos por el coordinador deportivo, del cual pidieron su salida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *